Connect with us

Opinión

La lucha anticorrupción se desmorona

Publicado

el

'Revival' de irregularidades en construcción de Hospital de Moquegua ha sido un misil a Vizcarra, y evidenció intensas escaramuzas entre él y su aliado, un fuerte grupo periodístico.



Por más que el gobernante ‘de facto’ se empeñe en machacar que su gobierno lucha contra la corrupción, cada vez es menos creíble. Pese a que insiste con el tema, su popularidad tiende a la baja. El ‘revival’ de las irregularidades en la construcción del Hospital de Moquegua ha sido un misil al plexo del presidente. Además, evidenció intensas escaramuzas entre dos aliados: un fuerte grupo periodístico y Martín Vizcarra.

Aunque este lío de capos se ha morigerado, el puesto del ministro de Transportes está en la cuerda floja. Hasta los trabajadores de su sector piden su relevo. Vizcarra puede hacerse el sordo y el ciego, pero el ministro Edmer Trujillo está “en capilla”.

Si Vizcarra lo saca pierde un socio, muy importante al parecer. Si lo mantiene, el vinculo con la corrupción del mandatario y sus secuaces moqueguanos seguirá en vitrina. Cada vez que hable de lucha anticorrupción aparecerán los S/ 41 millones del sospechoso hospital.

Las vaguedades y refritos declarados por Barata satirizan y ridiculizan la cacareada lucha anticorrupción a manos de dos fiscales que no dan pie con bola. Estos –de manera vergonzante– le dieron US$ 131 millones a Odebrecht para que Barata pariera un ratón. Tanto que los fiscales a cargo de este libreto han tenido que colocar los reflectores en la declaración de un traidor Jorge Yoshiyama, anunciando un nuevo y abusivo pedido de prisión preventiva para Keiko Fujimori el 26 de diciembre.

El equipo fiscal está bien lenteja, no acusa, no tiene pruebas y los demandados que tienen evidencias en exceso están bastante relajados. Barata dijo de Ollanta Humala y señora lo que ya está en el informe Lava Jato. A la inquisición contra Keiko se le suman declaraciones contra Alan García, referidas a la época del dengue. Algo sumamente ruin, tratándose de un fallecido. Pero la desesperación fiscal hace que disparen a todos lados.

Lo que ocurre en el Tribunal Constitucional es un ‘locón’. El magistrado “Ojitos” de las agendas de Nadine Heredia maltrató a la secretaria del TC. No es la única: “Ojitos” ha humillado y pisoteado a otras mujeres, pero se ha enfermado convenientemente para zafarse del escándalo. No lo logrará, salvo que se imponga la doble moral. A la ministra de la Mujer el ratón le comió la lengua. Sobre el TC no dice “ni michi”. Sin embargo, pese a que no se la toma en serio, es la vocera gubernamental para temas anticorrupción.

Vizcarra exige a los electores que voten bien. ¿Cómo? Es su responsabilidad que los próximos comicios se hayan preparado en menos de dos meses. Imposible votar bien. Al parecer el fujimorismo puede ser la primera mayoría en el Congreso. Se le quemó el pastel al presidente ‘de facto’. Así estamos.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Presidente, diga la verdad

Seguir leyendo

Opinión

Sombría salida de la cuarentena

Seguir leyendo

Opinión

Los voceros de las AFP

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo