Connect with us

Opinión

La Ley de la Gravedad “Política”

Publicado

el

Los astros y los asteroides son atraídos por la gravedad del planeta más fuerte. Como el victorioso es el más fuerte, es bastante probable que los NN de todas las bancadas terminen en Palacio de Gobierno para ofrecer sus servicios al mandón de turno. Eso significa que Vizcarra tendrá una mayoría silenciosa pero efectiva en votos de esos NN.



La victoria de ayer por parte del Congreso sobre el Ejecutivo al dejar sin retaguardia al gobierno sobre la recomposición de las comisiones parece haberse disuelto. El Pleno aprobó por 77 votos a favor, 44 en contra y 3 abstenciones y con 122 congresistas presentes el voto de confianza al Gobierno para las reformas políticas propuestas como ultimátum.

La confianza le fue otorgada a Del Solar bajo veintiún mil pretextos. La bancada mayoritaria se dividió y las otras marcaron una posición mayoritaria por la confianza lo que hizo que los votos se inclinen por la victoria del gobierno. Al parecer ha primado el argumento en los mayoritarios del temor que existe a que si Del Solar no se salía con la suya esa bancada se partía en mil, además de otras consideraciones más pedestres de índole patibularia.

Conclusiones:

1.- El pantano manda. Es obvio que sin un liderazgo firme la bancada mayoritaria está pegada con babas y que allí priman los NN (como también en otras). Como los NN que son mayoría nunca volverán al Congreso tienen mucho que perder con su disolución porque se irán a su casa y no están en el exclusivo circulo de la Permanente. Les conviene pues quedarse los próximos dos años.

2.- Lo que será será. Si existía el temor de que algunas bancadas, sobre todo la mayoritaria, se disuelvan si no se votaba por la confianza, tal razón era infundada: DE TODAS MANERAS SE DISOLVERÁN TARDE O TEMPRANO. La victoria del gobierno precipitará esa disolución por el axioma de que el ganador se lo lleva todo y si el Congreso pierde otorgándole la confianza al gobierno, gana el gobierno como en efecto ha sucedido.

3.- La ley de la gravedad. El sabio expresidente Alan García me dijo una vez que la política funciona como la física en sus leyes, y que la más importante es también aquí la ley de la gravedad. Los astros y los asteroides son atraídos por la gravedad del planeta más fuerte. Como el victorioso es el más fuerte, es bastante probable que los NN de todas las bancadas terminen en Palacio de Gobierno a su propia solicitud para ofrecer sus servicios al mandón de turno. Eso significa que Vizcarra tendrá una mayoría silenciosa pero efectiva en votos de NN en el Congreso.

4.- La fiscalía es el anzuelo. La victoria del gobierno implica la cabeza de Chávarry en el Pleno. ¿Para qué tanto lío por ese viejo, se preguntarán los NN? El gobierno y el IDL coparán entonces el Ministerio Público y con esto tendrán el incentivo para que todos los NN del Congreso con problemas patibularios se pongan en la misma línea con Palacio o con la cárcel. Es obvio qué preferirán.

5.- La última rueda. Con la victoria del gobierno, el Congreso pasará a ser la última rueda del coche del sistema democrático. Y no es un insulto ni afrenta. Será una triste realidad para el equilibrio de poderes. Sin temor ni respeto (quién teme o respeta a los débiles) sus dos próximos años serán los de una agonía con fecha de caducidad.

6.- Salvo el poder todo es ilusión. A eso se resume todo. Algo razonable tenía que salir de la momia de Lenin. Ahora todo el Perú ya sabe quién tiene el poder y quién no.

Imagen: Andina

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Opinión

La historieta del golpe de Estado

Seguir leyendo

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo