Connect with us

Opinión

La FAO, el expediente Heredia y la Cancillería

Publicado

el

¿Acaso el organismo internacional le ha extendido un "asilo laboral" a la ex primera dama?



¿Qué conversó el ex presidente Humala con el rey Felipe en el desayuno de hace algunas semanas en la ciudad de Madrid? ¿Cuál fue la motivación del ex mandatario al viajar a España y pedir una audiencia privada con el rey? ¿Con quienes habló el ex mandatario en ese viaje, qué trámites hizo o trató de hacer?

El hecho es que semanas después, su esposa, de manera sorpresiva, es nombrada funcionaria de la FAO. Y la noticia llega acompañada de una carta firmada por el director general de esa institución en la que se da cuenta de las bondades profesionales de la señora Heredia: una carta dirigida, en buen castellano, a los peruanos.

Lo extraño es que Naciones Unidas jamás justifica de esa manera un nombramiento. Son otros los canales establecidos. Otra cosa son las noticias de nombramientos de “embajadores honoríficos”, en los que la política informativa es distinta. Y el cargo que ella asumirá la facultará, además, a participar en la elección de futuros consultores desde la FAO. ¿No sabe la FAO que la señora Heredia está acusada de haber firmado falsas consultorías, en forma sistemática y de múltiples maneras?

La ex primera dama tiene además una acusación pendiente de lavado de dinero. Y recae sobre ella otra acusación todavía no formalizada por usurpación del cargo de presidente la república. Como primera dama desafió reiteradamente el protocolo diplomático entre los estados. Fue claro y notorio el fastidio de varias cancillerías frente a ese tema.

El organismo internacional se ha hecho de la vista gorda ante todo esto y ha decidido extenderle un asilo laboral para salvarla de los juicios que se inician en el Perú, entrometiéndose de esa manera en libre curso de un proceso judicial de un país miembro.

Cancillería ha protestado con una rapidez pocas veces vista. Lo hizo solo en unas horas. Pero la diplomacia peruana sabe muy bien que esa gestión de protesta, para que surta efecto administrativo, no se hace ante una representación en Lima sino en forma directa ante la propia la Secretaría General de las Naciones Unidas. Lo que corresponde en realidad es una visita al secretario de las Naciones Unidas, Ban-Ki Moon, que sí puede preguntar por los pormenores del caso y examinarlos.

No está demás que Cancillería sepa que en Naciones Unidas los funcionarios, luego de ser nombrados, recién logran el nombramiento definitivo a los seis meses de prueba, por lo que el nombramiento de la ex primera dama no es todavía un nombramiento acabado. Y sería de mucha importancia también que la FAO tome en cuenta que en el Perú la gente está harta, indignada, fastidiada, cansada de ese tipo de burlas que constituyen una provocación y un atropello a un país golpeado por el abuso y la impunidad.

Que la FAO deje de simbolizarse con nuestra quinua si lo va a hace pisoteando la dignidad de los peruanos.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La OPS desmiente al Gobierno

Seguir leyendo

Opinión

El estate quieto funcionó

Seguir leyendo

Opinión

Sin escrúpulos

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo