Connect with us

Opinión

La excepcional Angelina Jolie

Publicado

el

Bien decía Burke, destacado político liberal británico, que “para que triunfe el mal, solo es necesario que los buenos no hagan nada”. Afortunadamente, la actriz de Hollywood viene haciendo mucho como mensajera de la paz y la solidaridad.



Tiene 44 años, 1.69 de estatura, 50 kilos de peso y es madre de seis niños –tres biológicos y tres adoptados en Camboya, Etiopía y Vietnam–, a quienes cría con dedicación y amor al mismo tiempo de que lucha contra el cáncer y una extraña enfermedad llamada Bell (que inflama el nervio que controla los músculos de la cara, provocando hinchazón o parálisis facial).

Esa batalla por la vida, sin embargo, no impide que esta mujer excepcional llamada Angelina Jolie, actriz ganadora de dos Óscar y tres Globo de Oro, guionista, modelo internacional, escritora, filántropa, despliegue un notable trabajo a favor de miles de refugiados y de mujeres violadas en los conflictos armados. Designada embajadora de buena voluntad de Naciones Unidas –cargo que ejerce ad honorem–, la señora Jolie visita desde hace diecisiete años campamentos de refugiados en Libia, Siria, Haití, Sierra Leona, Irak, Bosnia, Tanzania, Afganistán, Camboya, Costa Rica y Colombia, canalizando recursos económicos para apoyar a quienes sufren los estragos de las guerras o de las dictaduras. Con ese propósito, hace poco visitó un albergue en Lima y un comedor administrado por monjas en el distrito de Corrales, Tumbes, lugares donde personas buenas y solidarias atienden una pequeña parte de los 450 mil venezolanos que han migrado a nuestro país buscando comida, medicinas y trabajo que les niega una dictadura corrupta y genocida.

¿Porqué despliega esa cruzada la señora Jolie, a riesgo de acentuar las delicadas enfermedades que la aquejan y su propia seguridad? Lo hace no solo por amor al prójimo sino para sensibilizar gobiernos, empresas y organismos internacionales sobre la urgencia de incrementar los fondos de ayuda para paliar el drama social que padecen 69 millones de desplazados a nivel mundial, de los cuales 4 millones son venezolanos. Lo hace, además, para decir NO a discursos y prácticas xenófobas como las que observamos en la reciente elección municipal. O, en suma, viene para llamar la atención al gobierno chavista que ha provocado que millones de persona huyan desesperadamente a otros países.

En ese contexto, la actuación de la señora Jolie ha merecido que el prestigiado London School of Economics and Political Science de Inglaterra la designe profesora de máster en el tema “Las mujeres, la paz y la seguridad”, que el Foro Económico mundial de Davos la reciba como invitada especial y que Naciones Unidas la distinga con el Premio de Humanitarismo.

Pero como el bien siempre es acechado por el mal, Diosdado Cabello –segundo del régimen chavista, personaje siniestro y despreciable– calificó el viaje de la señora Jolie como “show” montado por los norteamericanos. Cabello, hay que recordarlo, es el mismo sujeto que ha sido denunciado ante la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad, es decir, por asesinatos, torturas y encarcelamiento de opositores al régimen de Maduro. Por esa misma razón, 36 países europeos, Estados Unidos y Canadá le han prohibido que ingrese a sus territorios, a la vez que han congelado sus bienes.

Bien decía Burke, destacado político liberal británico, que “para que triunfe el mal, solo es necesario que los buenos no hagan nada”. Afortunadamente, Angelina Jolie viene haciendo mucho como mensajera de la paz y la solidaridad.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo