Connect with us

Opinión

La confianza es cuestión de piel

Publicado

el

Oportuna reacción al impasse de Kenji puede ayudar a Keiko a reforzar liderazgo.



Así toda la tribu que somos empiece a danzar alrededor del sagrado fuego electoral pidiendo propuestas, las elecciones entre nosotros se seguirán definiendo por gestos y percepciones de otra índole. Es una cuestión de confianza, una cuestión de piel.

Esto último resulta particularmente importante en el caso de la guerrita de tuits y comunicados entre los hermanos Fujimori. Estamos ante un tema que si es mal manejado puede herir la campaña de Keiko en la línea de flotación. Pero como toda crisis, esta trae consigo también una oportunidad para reafirmar el liderazgo de Keiko.

Lo sensato en este caso es compararlo con el antecedente inmediatamente anterior. Eso nos lleva a fines del año pasado, cuando se definían la conformación de las listas parlamentarias y papá Alberto, con Kenji de vocero, abogó por la permanencia de personalidades que luego fueron retiradas por Keiko.

Aquello también fue vivido en tiempo real y anunciado por la prensa general como el inicio de la fractura del fujimorismo. Cuando la voluntad de Keiko terminó por imponerse, esas mismas voces que anunciaban la quiebra de la unidad en Fuerza Popular argumentaban, con toda seriedad, que estábamos ante una maniobra previamente ensayada y bien implementada por la siniestra cúpula fujimorista.

Tampoco, tampoco: pie a tierra por favor. El fujimorismo no tiene tiempo de andar tramando ese tipo de maniobras. Sí tiene la necesidad urgente de reaccionar debidamente ante las voces discordantes.

La población necesita comprobar en la práctica que Keiko manda en Fuerza Popular y mandará sobre su bancada. Porque el pueblo es sabio y se preguntará como va a poder la Chinita con los delincuentes si no puede controlar a su hermano. Ese tipo de expresiones son las que forman el tejido que construye la confianza.

Si el impasse con Kenji se resuelve de una manera tal que asegura el liderazgo de Keiko, la candidata de Fuerza Popular podrá por  fin manejarse en el terreno que decide. A estas alturas, ese  terreno ya no es el de la propuesta, ni el del olvido o la memoria del pasado.

La elección se definirá, si permiten reiterar, por gestos y percepciones de otra índole. En ese terreno de la confianza, en este careo de piel a piel Keiko Fujimori puede encontrar los caminos que ahora parecen cerrarse.

Opinión

Cold case

Seguir leyendo

Opinión

Policía bueno y policía malo

Seguir leyendo

Opinión

No todo está perdido

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo