Connect with us

Opinión

Kenji quita el sueño

Publicado

el

Si la política va a girar en torno a los tuits de un joven político y estos van a ser considerados asuntos de Estado, algo anda mal.



De acuerdo: el tuit de Kenji Fujimori fue desatinado desde la perspectiva electoral. Obviamente iba a ser utilizado por los opositores a la candidatura de su hermana. Pero cuidado con exagerar. Vamos por partes.

Que Kenji o cualquier otro ciudadano sueñe con postularse a la presidencia se corresponde con un derecho constitucional. Y cuando aclara que “en el caso” de que su hermana no gane este año él se postularía, no indica ni intenciones de perpetuación ni pretensiones dinásticas.

Asimismo, usted o yo podemos soñar con la presidencia. Pero no es la voluntad de uno lo que le permite acceder a ella. Son los votos. ¿No debiéramos dejar que sea la democracia la que al final dé su palabra en el momento apropiado?

¿No le gustaría a usted que él sea presidente? Mire que, sinceramente, a mí tampoco; por lo menos mirándolo hoy. Afortunadamente tenemos una elección para expresar nuestra voluntad de frenar ese propósito. De nuevo, tenemos a la democracia para canalizar esa objeción en su debido momento.

Porque no creo que el revuelo tenga que ver con algún miedo de ciertos cuajados políticos e intelectuales ante quien consideran un “pulpín” de la política y que incluso, se permiten ningunear y hasta ofender desde las columnas de opinión. Los demócratas compiten, no proscriben. ¿O hay miedo de competirle a un Kenji al que se considera “rival menor”?

Finalmente me queda una duda: ¿era necesario magnificar un tuit con una conferencia de prensa “aclaratoria” dictada por la propia candidata fujimorista? Si cada vez que la prensa o la oposición levante lecturas magnificadas de tuits va a haber pronunciamientos públicos tan solemnes, se da un mensaje de cierta vulnerabilidad. Porque se revela que la oposición va a poder quitarle fácilmente el ritmo a un eventual gobierno fujimorista.

Saludable es que Keiko tenga la intención de mostrar institucionalidad en su partido. Pero ha magnificado algo que debió minimizarse con más cintura política. Además Kenji es el candidato más votado del Congreso; no olvidarlo.

Un líder fuerte escucha a la prensa, pero no puede estar al dictado de ella. De hecho, sus opositores no dirán que Keiko es democrática, sino que explotarán el ángulo agudo, como en este caso en que la hacen aparecer ahora como confrontada a su hermano y al fujimorismo.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Gobierno golpista en piloto automático

Seguir leyendo

Opinión

¿Morir en una cárcel?

Seguir leyendo

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo