Connect with us

Opinión

¿Keiko o “Kosita”?

Publicado

el

Candidata fujimorista debe demostrar que su padre no manda hoy o, de lo contrario, convertirse en mujer y candidata sumisa.



Alberto Fujimori ha irrumpido en la campaña electoral de Keiko enviando, desde su prisión en el fundo Barbadillo, una carta en que prácticamente conmina a su hija a postular para el Congreso a Martha Chávez, Luz Salgado, Luisa María Cuculiza y al doctor Aguinaga. Ellos, dice el “chino”, no deberían ser objeto de ninguna “evaluación”, como la que viene haciendo el fujimorismo liderado por Keiko de cara a las elecciones generales del 2016.

Yo tengo muy buenas relaciones con Martha Chávez y Luz Salgado y, aunque no los conozco más que esporádicamente, siento respeto por Cuculiza y Aguinaga. Pero si yo estuviera en los tacones de Keiko no tendría más opción que la que me ha dejado Alberto Fujimori: no llevar a ninguno de sus recomendados en la lista al Congreso. Y no es nada personal, es pura y simple política.

La señora Fujimori está haciendo todos los esfuerzos del mundo para despejar las dudas de que un futuro gobierno suyo será distinto al de Alberto, por las razones que todos sabemos. Y he aquí que reaparece el papá enmendándole la plana a la hija, o sea, a su liderazgo en forma pública y notoria. Si Keiko le hace caso al padre, todo ese esfuerzo que suponemos es parte de su estrategia política— se habrá ido por el wáter. En otras palabras, o Keiko demuestra que su padre no manda hoy y, por tanto, tampoco la mandará mañana en una eventual presidencia los peruanos ya estamos curados de presidentes que se dejan pisar el poncho por cónyuges o familiares que se meten en asuntos de Estado sin haber sido elegidos por nadie—, o le hace caso y se convierte, por obra exclusiva del desafío del padre, en una mujer y candidata sumisa.

La elección no debería ser difícil para la señora Fujimori si en realidad estaba marcando la pauta de su propio liderazgo y su esfuerzo por superar el turbio pasado del fujimorismo. Y ojo que superar el pasado no es dejar de incluir en la lista a los congresistas aludidos, sino evitar doblegarse a las intimidaciones del padre. Lamentablemente, al desafiarla Alberto Fujimori con nombres y apellidos, no le deja a Keiko otra salida digna que descartar esos valiosos nombres y apellidos de la lista al Congreso.

Lo contrario sería volver a tener a otr(a) “cosito(a)” en la presidencia. Eso, si gana.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El juicio del ausente

Seguir leyendo

Opinión

El misterioso caso de las “loncheritas”

Seguir leyendo

Opinión

Retrato de un gobierno dictatorial

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo