Connect with us

Opinión

Keiko no es tonta (?)

Publicado

el

Resulta obvio que la candidata fujimorista es consciente de que la intención de voto que la acompaña desde diciembre no basta para cantar victoria.



A diferencia de Pedro Pablo Kuczynski, Keiko Fujimori no es tonta ni amenaza con desmoronarse a dos semanas del 10 de abril. En los pocos días que restan de campaña —recuérdese que el viernes 8 esta termina oficialmente e ingresamos a una “etapa de reflexión” previa al sufragio— la candidata de Fuerza Popular tratará de no incurrir en gazapos o metidas de pata que la indispongan (más todavía) con los votantes indecisos.

Suficiente traspiés ha significado el proceso de tachas en su contra por la entrega de premios en un concurso de baile —organizado por una de sus organizaciones de apoyo político en febrero pasado—, cuya respuesta por parte de las autoridades electorales, si bien la ha librado de la exclusión ,sí abonaría en su contra al dejar la impresión de que el JNE mide con distinta vara y favorece a Fujimori por encima de otros competidores.

Ahora, tras la difusión del último sondeo nacional de Ipsos, Keiko ha declarado: “Agradezco que, a través de las encuestas, se vea que el apoyo a nuestro partido ha subido un poquito”. ¿Perdón? ¿”Ha subido un poquito”, dice? ¿Cuál “subido” si permanece en el mismo nivel de respaldo (entre el 32% y 33%) registrado desde el comienzo de la carrera?

Más allá de lo que diga a la prensa, es obvio que Fujimori es consciente de que el 32% de intención de voto que la acompaña desde diciembre del año pasado no es suficiente para cantar victoria. Un 32% que en “simulación con tarjeta” y tras descartar los nulos y blancos trepa a 38.7% le sirve para respirar tranquila (en tanto vaya adelante y a más de 19 puntos del segundo), pero no para considerar que tiene la elección en el bolsillo. De ahí el interés de Fujimori de exponerse lo menos posible en medios hasta el gran debate del domingo 3, donde el formato elegido —quince candidatos juntos y revueltos— la ayudará a que se diluyan las puyas o acusaciones dirigidas en su contra.

Volviendo a estos últimos diez días de campaña, Keiko se muestra cauta y hoy saluda la posibilidad de disputar la segunda vuelta electoral con la candidata del Frente Amplio, Verónika Mendoza. La congresista es, al menos en el papel, una rival menos peligrosa que Kuczynski o Alfredo Barnechea de cara el balotaje, por lo que su ascenso sería una buena noticia para el comando naranja.

Sin embargo, yo no estaría tan seguro. La segunda vuelta tendrá su propia dinámica con temas, ataques y la formación de coaliciones, como no los estamos viendo en esta primera etapa. Y creo que Mendoza, si sabe jugar sus fichas, podría llegar a complicar las posibilidades electorales de la heredera política de Alberto Fujimori.

Nada está dicho, pero a diferencia de otros aspirantes presidenciales parecería que, al menos, Keiko es consciente del hecho.

Veamos cómo se mueven las piezas en el tablero.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Cold case

Seguir leyendo

Opinión

Policía bueno y policía malo

Seguir leyendo

Opinión

No todo está perdido

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo