Connect with us

Opinión

Keiko, Ipsos y el papá de Humala

Publicado

el

"Como decíamos ayer..." (Fray Luis de León, siglo XVI)



La última encuesta de IPSOS, la cual con anterioridad daba la ventaja a PPK, ha corregido sus cifras y rompe el empate técnico al superar el margen de error de 2.3% con una diferencia de 2.8% en espontánea y 2.4% en votos válidos a favor de Keiko Fujimori (51.4% a 48.6%; 43.4% a 41%). 

Es decir que las vacaciones del PPKuy en Estados Unidos, la factura del cocalover, sumados a los amores perros entre la izquierda y Peruanos por el Kambio y el jale de Hernando de Soto por parte de Fuerza Popular, habrían causado efectos concretos en la ciudadanía. Ya comentamos en un anterior post la debilidad de PPK en el campo de la base social, que llevaría a la izquierda a buscar su llegada al poder para encontrar un gobierno fácilmente doblegable ante los conflictos, por su flaca capacidad en favor del activismo desestabilizador de la izquierda.  

Ya lo dijo Vizcarra: al no gobernar con Keiko lo que se hará es aliarse con el extremismo, que no es otra cosa que una unión contranatura gravísima para el país.

Y así, al ver esta nueva coyuntura en detrimento de la alianza soterrada entre PPK, el nadinismo y la izquierda, se ha esgrimido otra carta con las declaraciones siempre altisonantes del padre de Ollanta, que ha dicho que se desatará un baño de sangre con Keiko.

Conversando con una antropóloga checa (cuya juventud revelaba más apego a su método que al vuelo filosófico que nace de la observancia del pensamiento humano), descubrí que su discurso pretendía obviar el concepto de ahondamiento de las contradicciones y, por lo tanto, esa falla en el discernimiento de la praxis política me revelaría luego el sentido del pensamiento en tales declaraciones.

Observada la declaración, los gestos y el significado semiótico del mensaje, queda más claro que el agua: no es que sea la derecha la que inicie el conflicto, sino que es el mismo Humala, el  cual desnuda que sus retoños ideológicos pretenden incendiar la pradera.

En realidad, lo único que Isaac Humala pretende con su mensaje es que los votantes teman a Keiko y se inclinen hacia PPK, lo cual terminaría favoreciendo las pretensiones desestabilizadoras,  al carecer este último de base social. Esta realidad haría débil al gobierno en su enfrentamiento con los activistas que buscan la desestabilización del país, del modelo económico y de la voluntad popular traducida en votación democrática.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La historia les hará justicia

Seguir leyendo

Opinión

¿Nueva convivencia?

Seguir leyendo

Opinión

Todos los hombres del GEIN

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo