Connect with us

Opinión

Keiko gana la partida y Kenji pide chepa

Publicado

el

La actitud y estrategia inflexible de Keiko Fujimori de sancionar sin remilgos la insubordinación están dando el resultado esperado. Tener la sartén por el mango en cualquier recomposición futura lo demuestra que su hermano le esté pidiendo reconciliación.



En insólita entrevista en vivo, el congresista Kenji Fujimori se presentó este domingo con la colega Rosana Cueva. Fue luego de que el expresidente Fujimori hubiese ingresado nuevamente a cuidados intermedios por una arritmia cardíaca, lo que es un indicador de que su salud no está bien y de que el indulto humanitario estuvo justificado.

El mensaje de fondo que dejó el hijo menor de Alberto Fujimori es que pide a Keiko Fujimori, su hermana y líder de Fuerza Popular, fumar la pipa de la paz. Esto se deduce de las agudas preguntas de Cueva a Kenji Fujimori que admite no solo la fricción con su hermana sino que además la invoca a “bajar el ruido político”, esto es, a parar la mano. En apariencia, Kenji hace referencia al gobierno de PPK (al que no le ha podido cumplir la paz que le prometió) para el que pide un salvavidas, pero el salvavidas sería en realidad —creo yo— para él.

Kenji Fujimori ha sentido todo el poder de su hermana, quien viene castigando sin contemplaciones la felonía de los diez que votaron porque el “viejo mentiroso” —en palabras de la “estafada” Rosa María Palacios— se quedara medrando en la presidencia. Ya fueron desaforados de la Comisión Permanente dos de los más vocingleros. La cosa va en serio, y quedarse flotando en el Congreso o fuera de él (Comisión de Ética= EXIT) no es un porvenir de lo más deseable para nadie con el perfil de esos nueve.

Kenji ha admitido que los “Avengers” no están sólidos como un puño sino que el panorama es “complicado”, es decir, algunos pueden recomponer su situación con Fuerza Popular bajo la atenta mirada de Keiko. Eso deja a Kenji en mal pie si termina perdiendo la militancia y la bancada. Me parece que quiere negociar una “amnistía”, aprovechando el buen momento que atraviesa en las encuestas tras el indulto de su padre como arma de presión y como tema familiar.

La actitud y estrategia inflexible de Keiko Fujimori de sancionar sin remilgos la insubordinación contra las legítimas autoridades de Fuerza Popular y las decisiones adoptadas en la Bankada para el grupo están dando el resultado esperado. Marcar la cancha para saber quién es quién y luego de hacer sentir su fuerza tener la sartén por el mango en cualquier recomposición futura lo demuestra el que Kenji le esté pidiendo “chepa”.  Me parece que el menor de los Fujimori la va a tener muy difícil, porque ya está demostrado (Keiko no ha cedido a ninguna de sus reconvenciones) que su hermana no se deja intimidar.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Fuerza pública en la cuarentena

Seguir leyendo

Opinión

De la cuarentena al desempleo

Seguir leyendo

Opinión

Lo que dicen las AFP no es verdad

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo