Connect with us

Opinión

¿Keiko en sus trece?

Publicado

el

Alerta naranja para Keiko: quiéralo o no, la denuncia de Hildebrandt puede resultar siendo demoledora para su candidatura.



En una campaña electoral abundan los dimes y diretes entre adversarios, pero también hay acusaciones sensibles que, si no son adecuadamente procesadas y tajantemente respondidas, pueden afectar la línea de flotación de un candidato. Ese es el caso de la denuncia realizada en las últimas horas por el periodista César Hildebrandt, cuyo semanario corre riesgo de no imprimirse —y, por tanto, salir de circulación— por una sospechosa operación “de mantenimiento” en la imprenta que realiza este servicio para “Hildebrandt en sus trece”.

Sucede que en su última edición del viernes 29 de abril la revista publicó un informe donde se revelaba la existencia de dos departamentos de lujo en Miami (y no incluidos en su declaración jurada) propiedad del parlamentario fujimorista y secretario general de Fuerza Popular Joaquín Ramírez, actualmente investigado por presunto enriquecimiento ilícito. Ahora bien: la imprenta que presta servicios a Hildebrandt es propiedad de Fidel Ramírez, rector de la Universidad Alas Peruanas y tío de Joaquín.

¿Está probado que la publicación de este destape periodístico —es decir, del libre ejercicio de la libertad de expresión— provocó la arbitraria suspensión del contrato y el evidente perjuicio contra Hildebrandt y sus periodistas? No, no está probado. Sin embargo, en un tema tan sensible nadie cree ni creerá en coincidencias. 

Así las cosas, esta denuncia puede llegar a tener un efecto demoledor contra Keiko Fujimori al emparentarla con las prácticas del fujimontesinismo de los años 90 que ella dice hoy recusar.

La pelota está en cancha de los Ramírez pero, sin duda, atañe —quiéralo o no— al interés político de Keiko. El tema ya está siendo utilizado por sus adversarios en su contra y Hildebrandt no es un “coleguita” más. Recuérdese si no el importante papel jugado por este periodista en los aciagos años en que el autoritarismo de Alberto Fujimori navegaba a sus anchas en el Perú.

Se trata de una evidente clarinada de alerta al que el comando de campaña de Keiko no debería ser indiferente. Salvo mejor parecer ‘naranja’, por supuesto.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo