Connect with us

Opinión

Internas en el partido de gobierno: crónica de una caída libre

Publicado

el

"En el mundo de forajidos, el que camina en sentido contrario parece que huye" (T.S. Elliot).



Los recientes acontecimientos respecto a la lista congresal son señales obvias de descomposición e improvisación propias del declive organizacional (si alguna vez hubo organización) y de las líneas de mando en el partido de gobierno. La declaración de la presidenta del partido negando su participación en la elaboración de la lista ha mostrado claramente que a la portera se le cuelan los elefantes.

Veamos: si el plazo de elección ya venció, los candidatos elegidos serán considerados en el orden de su elección y dicho orden solo podría ser alterado con la incorporación de candidatos por designación directa del órgano competente de la agrupación política. Es claro, pues, que si un elegido va en el número 1, este solo puede ser bajado de tal número por un invitado y no por otro que haya sido elegido en tal lista. 

Por otro lado, la norma de designación es tan laxa que el invitado o designado directamente puede interpretarse como un afiliado, cuando dicha norma debería ser solo para aquellos no afiliados impedidos de participar en democracia interna. En otro, sentido la designación de un afiliado impediría que este sea vapuleado por los delegados y sí pueda ser avalado por el aparato directriz de la organización.

En resumidas cuentas, y para el caso del mamarracho nacionalista, a Abugattás solo lo debería bajar un invitado, sea Villarán o in extremis Jara.  En el mismo sentido, las renuncias pueden ser cubiertas por invitados y el orden en que han sido elegidos los candidatos solo puede ser variado por la incorporación de invitados y no entre candidatos elegidos.

Lamentablemente,  Teófilo Gamarra ha sido elegido con el número 8, lo que hace inviable que aparezca con el número 1. Y a pesar de que para mí Abugattas es un nefasto precedente en la política peruana, no hay marco jurídico para lo que se pretende hacer: subir a Gamarra, habiendo sido este elegido más abajo.

Lo grave de esto es la denuncia de los delegados que afirman la pretensión de imponer una lista desde Palacio, la cual al no haber prosperado derivó en la impugnación por parte del personero partidario a la lista que aprobaron estos delegados (y que entre sus joyas tenía al coreógrafo conocido como “Zumba”).

Más grave resulta que, utilizando esta impugnación, se pretenda cambiar el orden de la lista de un elegido por otro elegido, cuando como ya apuntamos— solo se puede variar por la incorporación de invitados. En todo caso la impugnación presentada por el personero ante el tuit de Nadine apunta a cortar el paso de la insurrección de Isla y Abugattás contra Urresti  y ella misma. 

La alteración del orden pretendido, que deberá ser desechada en su momento por el JNE y que, al parecer, va siendo percibida por su presidente, el Dr. Távara, no hace sino profundizar la grieta partidaria.

Ya Urresti ha afirmado que si las cosa se tuerce renunciaría. Es decir: a confesión de parte, relevo de prueba. 

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Lo que dicen las AFP no es verdad

Seguir leyendo

Opinión

A sangre y fuego

Seguir leyendo

Opinión

AFP: En la cancha del Congreso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo