Connect with us

Opinión

Instituciones altamente politizadas

Publicado

el

Según declaraciones de testigos, Vizcarra habría dicho: "Es Keiko o yo”. Una prueba evidente de su vínculo con fiscales.



Siempre es bueno mirar atrás. El golpe de Estado perpetrado por Martín Vizcarra ocurrió, entre otras razones, porque el Congreso iba a renovar a los integrantes del Tribunal Constitucional cuyo mandato había prescrito hacía tiempo. Posteriormente, esa misma institución ‘santificó’ el golpe. Su resolución indicaba que por esta única vez procedía el cierre del Parlamento.

Ante el primer pedido de vacancia, el Ejecutivo pidió al TC pronunciarse sobre la figura de la incapacidad moral permanente que permite al Congreso vacar a un gobernante. Para Vizcarra & Cía. el Congreso no emplea adecuadamente este mecanismo, usándolo como control político. El irrespeto a la independencia de poderes es indignante. Tirios y troyanos saben que la mayoría de cuatro del TC está al servicio de los desaguisados del mandatario.

La presidenta de esa institución ha declarado que “la vacancia es una lucha por el poder y genera inestabilidad”. Adelantó opinión: para ella el Congreso debe actuar de acuerdo a lo que el TC decida. Resulta inútil elegir uno si al final será maniatado por una institución que es apéndice del Ejecutivo.

Esto ocurre en medio de una cantidad de testimonios que sindican a Vizcarra como ‘cobra coimas’ contumaz. El mandatario y el TC pretenden que los delitos cometidos queden en un limbo.

Vizcarra se vale también de la Fiscalía, a la que maneja. Pero se ha armado un debate absurdo sobre quién debe investigar al gobernante: si el fiscal Germán Juárez Atoche del equipo Lava Jato, o el fiscal anticorrupción Elmer Chirre. El equipo especial ha dado pocos resultados. Se dedicó a perseguir a Keiko Fujimori, que nunca gobernó, a Alan García y a los enemigos de Vizcarra.

Juárez Atoche es prácticamente el único fiscal que, discretamente, ha obtenido información importante sobre las tropelías de Vizcarra y le quieren quitar el caso. Finalmente decidirá el fiscal supremo Pablo Sánchez, ‘amiguis’ del gobernante y del expresidente Ollanta Humala, factótum de la politización de la Fiscalía. Probablemente se le quitará la investigación a Juárez Atoche.

Las FF.AA. son otras de las instituciones que forman parte del partido de Vizcarra. El premier, Walter Martos, general en retiro. La foto con los comandantes generales detrás del gobernante quedará en la historia de la infamia. También, sus ataques al Congreso y su advertencia de que no respetarán lo que este decida.

Vizcarra es un personaje siniestro. Lo revelan las declaraciones de destacados expepekausas, quienes afirmaron que el mandatario les dijo en una cena: “Es Keiko o yo”. Como diciendo: “Yo me voy a mi casa y ella a la cárcel”. El gobernante sabía que Keiko Fujimori iría presa, prueba evidente del vínculo de Vizcarra con los fiscales Pérez y Vela.

Está claro que su permanencia en el poder terminará de hundir al país. Es mitómano. Su credibilidad está a caballo entre Alejandro Toledo y Carlos Manrique Carreño.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Opinión

Vacancia y vacuna

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo