Connect with us

Opinión

¿Hacia dónde vamos con los ingresos fiscales?

Publicado

el

La recaudación a la deriva



Kuczynski metió mano a las cuentas del Fondo de Estabilización Fiscal (FEF). A noviembre del 2017, tenía en el Banco Central US$ 8258 millones y en diciembre, US$ 6398 millones; es decir, US$ 1860 millones menos. Asimismo, el MEF pasó de US$ 4786 millones a US$ 2835 millones; es decir US$ 1921 millones menos a fin de ese año. Todo ello para gasto corriente del presupuesto y monetizado por Velarde del BCRP, que tuvo que emitir soles y con ello mejoró la Posición de Cambio y redujo el crédito al sector privado.

El cuadro 23 de la Nota Semanal “Variación de las RINS” registra US$ 5775 millones para el FEF y US$ 2297 millones para la cuenta del MEF. Vizcarra ha utilizado US$ 1161 millones.

La verdad es que la Sunat está a la deriva. Como gran cosa, el ministro Oliva dice que el año pasado se recaudó para el gobierno central algo más de 100 mil millones de soles, pero casi todo por concepto de IGV y Renta. La cuenta de Devoluciones anda por más de 17 mil millones y no se ha tocado una sola exoneración tributaria: al contrario, hay por allí un par que este irresponsable Congreso ha aumentado al ampliar todas las demás a vista y paciencia de Oliva.

El colmo es comprobar que este ministro cree ciegamente en la factura electrónica y dice que ello puede conllevar como 10 mil millones más de recaudación anual. Un cuento parecido a la repatriación de PPK y Thorne, que entraron fuerte a reperfilar  y emitir bonos soberanos. Se les fue al tacho aquello tan absurdo de bajar el IGV para formalizar e imitando a Macri –que había logrado blanquear ese récord de US$ 116 800 millones– se dieron con la sorpresa de que solo 12 419 millones de soles se acogieron al blanqueo peruano y que de ellos únicamente el 28% se remitió al Perú. La cifra calculada en 4000 millones de soles quedó reducida a apenas 1136 millones de recaudación.

Bien valdría que Oliva leyese un extracto de un interesante artículo de Baca Campodónico, Paraísos fiscales y elusión tributaria, publicado en Expreso:

“Con su osada reforma tributaria, Barbados se coloca a la vanguardia de los países con significativas operaciones off shore. El objetivo de la reforma ha sido no solo preservar el significativo nivel de empleo altamente calificado  del sector off shore, sino atraer nuevas inversiones y hacer de Barbados un centro financiero competitivo. De esta forma Barbados se suma a la tendencia mundial en la que por un lado se busca la reducción de tasas de impuestos directos y nuevos empleos formales y, por otro lado, se aumenta la recaudación de impuestos indirectos (al consumo) aplicándolos a un mayor número de contribuyentes.

En el Perú, el debate de una reforma tributaria integral que refleje estas nuevas tendencias mundiales sigue durmiendo el sueño de los justos. Corremos el riesgo de ser atropellados por las tendencias internacionales y ver reducidos los flujos de inversión internacional”.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¡Presidente, no juegue más!

Seguir leyendo

Opinión

¿Y por qué no hablamos del “adelanto” de la “repartija” de “mermelada”?

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: La víspera de Keiko

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo