Connect with us

Opinión

Habla el abogado de monseñor Eguren (III)

Publicado

el

El señor Salinas dice, entre otros, que monseñor Eguren tiene un poder fáctico en Piura, por lo que los jueces de esta ciudad sentenciarían a su favor. Si ese temor fuese fundado, su defensa debió solicitar transferencia de competencia a otro distrito judicial (artículo 39 del Código Procesal Penal). Eso nunca ha sido planteado.



Pedro Salinas Chacaltana ha comenzado una nueva peregrinación por distintos medios de comunicación. Denuncia ahora un juicio parcializado en favor del monseñor Eguren, amparándose en mentiras clamorosas que son asumidas acríticamente por sus entrevistadores o amigos solidarizados.

Mediáticamente, el objetivo es claro: presionar a la jueza para que –pese a las claras difamaciones– lo absuelva, o descalificarla desde ya en caso lo declare culpable. Consideramos que es oportuno poner en conocimiento de la opinión pública cuáles son esas mentiras.

  1. Ha dicho que la querella es una venganza por la investigación contenida en el libro Mitad monjes, mitad soldados. En ninguna parte de la querella se menciona una línea del mencionado libro. La querella se sustenta exclusivamente en sus afirmaciones de que monseñor Eguren le conoce “todas sus cosas” a Luis Fernando Figari, que es el creador del sistema de abusos físicos, psicológicos y sexuales al interior del Sodalicio, y que es el personaje central del tráfico de tierras en Piura realizado por la organización criminal la Gran Cruz (“El Juan Barros Peruano”, La Mula, 20 de enero de 2018 y en entrevista del 24 de enero de 2018 en No hay Derecho, Ideele Radio).
  2. También ha afirmado que el proceso debería tener lugar en Lima puesto que el delito se habría cometido en esa ciudad. Esto es inexacto y desinforma a la opinión pública. El artículo 5 del Código Penal establece que el lugar del delito es donde “se producen sus efectos”, lo que en una difamación es el lugar en el que se desenvuelve socialmente el agraviado (en el caso de monseñor Eguren es, innegablemente, Piura). Seguir el criterio del señor Salinas implicaría que cualquier periodista podría hacer un artículo difamatorio en, por ejemplo, Ecuador y difundirlo por todo el Perú sin que pueda ser sancionado por las leyes peruanas.
  3. Afirma que la jueza ha rechazado la declaración de tres testigos, uno de ellos presencial. Pero lo cierto es que la jueza ha admitido en juicio la declaración de todos los testigos ofrecidos por la defensa del señor Salinas (así consta en audio del 28 de diciembre de 2018). Ninguno ha sido rechazado.
  4. Dice que resulta sospechosa la falta de intervención de la Fiscalía en el proceso penal. En un delito que se persigue por querella, como es la difamación, el Ministerio Público no interviene.
  5. Reiteradamente insiste en que le preocupa y le llama la atención la celeridad con la que se están realizando las audiencias en el proceso, lo que evidenciaría la intención de la jueza de condenarlo. El artículo 360 del Código Procesal Penal establece que el juicio se hace en audiencias continuas e ininterrumpidas. Entre cada audiencia no puede existir más de ocho días hábiles, lo que se ha venido cumpliendo en el proceso.
  6. Ha denunciado que la jueza ha compactado las audiencias para los días 24, 25, 28, 30 y 31 de enero de 2019 con la finalidad de condenarlo en la última fecha. Lo cierto es que la juez consultó a las partes si las audiencias podían realizarse en esas fechas, ante lo cual el señor Salinas y su defensa legal estuvieron conformes (así consta en el audio del día 14 de enero de 2019).
  7. Dice que litigar en Piura le genera gastos emocionales y económicos porque tiene que venir él y sus testigos a Piura. La jueza ha sido clara al decir que el señor Salinas no tiene que venir a las audiencias y que todas las declaraciones se podían realizar por Skype.
  8. Señala reiteradamente que monseñor Eguren quiere meterlo preso en una cárcel de Piura. En la audiencia del 18 de diciembre de 2018, la defensa de monseñor Eguren pidió que, aun siendo encontrado culpable, el señor Salinas no reciba condena alguna sino solamente que se determine si difamó o no. Eso significa que en ningún caso el señor Salinas va a ir preso.
  9. Permanentemente dice que monseñor Eguren tiene un poder fáctico en Piura, por lo que los jueces de esta ciudad sentenciarían a su favor. Si ese temor fuese fundado, la defensa del señor Salinas debió solicitar una transferencia de competencia para llevar el caso a otro distrito judicial (artículo 39 del Código Procesal Penal). Eso nunca ha sido planteado.

Este sumario de inexactitudes y mentiras parecería mostrar una intención de desinformar por parte del señor Salinas. Al menos, podemos decir que habla con ligereza y sin conocimiento de causa.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Fraude en Bolivia: la responsabilidad de Almagro

Seguir leyendo

Opinión

El juicio del ausente

Seguir leyendo

Opinión

El misterioso caso de las “loncheritas”

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo