Connect with us

Opinión

Giro de tuerca

Publicado

el

El desafío del equipo de Alan García está en transformar el cansancio del electorado hacia su candidatura en otra oportunidad.



Ha aparecido la última encuesta de CPI que trae información interesante. Una de ellas es la de las principales razones de rechazo a determinadas candidaturas que nos pueden indicar si sus campañas electorales están bien encaminadas o si necesitan dar un giro, cuando todavía faltan 59 días para la primera vuelta del 10 de abril.

En el caso de Alan García, por ejemplo, sus estrategas han enfocado su oferta principal en el cumplimiento de numerosa obra pública durante su último mandato y en la experiencia que como político y dos veces presidente puede aportar al éxito de una tercera gestión. 

Sin embargo, si analizamos las cifras que muestra CPI, el menor rechazo que tiene el expresidente en los votantes es por promesas incumplidas (no cumple sus promesas 5.9%). Por lo tanto, centrar su campaña en mostrar que García ha cumplido sus promesas con la numerosa obra pública hecha durante su segundo gobierno no parece estar resultando una buena idea si nos atenemos a la intención de voto que ostenta en todas las encuestas el candidato de la Alianza Popular.  

Tampoco parece muy encaminada la idea de resaltar la experiencia política y de gobierno (tomando en cuenta que la mayoría sí cree que Alan cumple sus promesas y, por lo tanto, tiene credibilidad) cuando el principal rechazo de los electores está, precisamente, en valorar esa experiencia. Y ojo que los electores no están diciendo que haya sido una mala experiencia, sino que “ya fue elegido presidente dos veces y ya cumplió su ciclo” (27%), siendo esta la principal razón de su rechazo.

En otras palabras, la oferta de campaña de Alan García está yendo a contracorriente de la demanda de los electores. 

García, contra lo que señalan sus enemigos, no tiene problemas de confianza o credibilidad como sí los tiene Acuña (de hecho, el principal problema del candidato del plagio es que 24.2% de los electores afirma que no inspira confianza o no es confiable). Y en cuanto a la corrupción, García tiene menos rechazo (26.5% cree que hubo corrupción en su segundo gobierno) que Keiko (27.7% la rechaza porque hubo corrupción en el gobierno de su padre y 9.1% porque ella es corrupta) que, sin embargo, lidera las encuestas con holgura.

En síntesis, el desafío del equipo del expresidente está en transformar el cansancio del electorado hacia su candidatura en otra oportunidad.  El tiempo es lo que más apremia. 

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo