Connect with us

Opinión

Ganó Iberico, triunfó la oposición

Publicado

el

Así es la política: dura lección para los talibanes que pontifican sobre la pureza del mundo.



Por setenta votos contra cincuenta y cinco la lista encabezada por Luis Iberico se impuso hoy sobre la lista del gobierno, presidida por Vicente Zeballos de Solidaridad Nacional. Se esperaba un final muy apretado pero los números resultaron totalmente inesperados, tanto para Iberico como para el gobierno. Esta holgura en el triunfo de la lista opositora refleja el profundo descontento dentro de las propias filas del oficialismo y sus aliados por la gestión del “liderazgo” de Ana María Solórzano (quien se fue sin aplausos), Nadine Heredia (la coordinadora entre Ejecutivo y su bancada en el Legislativo, y que impuso a Solórzano a dedo en la elección pasada) y el presidente Ollanta Humala. Sino hubiera sido imposible que Iberico hubiese sacado quince votos de ventaja.

Por lo tanto, los grandes perdedores de esta elección son el Ejecutivo, la presidente del Partido Nacionalista y Solidaridad Nacional, que a la hora nona le prestó un candidato al gobierno (incapaz de proponer uno propio).

Ganó, por supuesto, la oposición —el fujimorismo, el Apra, el PPC-APP y un sector de la Izquierda representada por Dignidad y Democracia—. Cabe recalcar que las dos principales fuerzas políticas del país que acompañaron con sus votos a Iberico no están en su Mesa Directiva. Asimismo, que con Iberico están los partidos más institucionalizados como el PPC, el Apra y el fujimorismo. También resalta el desprendimiento en aras de objetivos que trascienden los apetitos personalistas: Iberico pertenece a Alianza para el Progreso, el partido de César Acuña detestado por el Apra.

Así es la política, el arte de la negociación con los que hay, donde no caben el blanco y negro, los buenos contra los malos, sino los matices que son parte de la vida misma. Dura lección para los talibanes que pontifican sobre la pureza en un mundo donde esta solo existe narrada en los cuentos de hadas.

Pero, sobre todo, ganó el país con el triunfo de la oposición. A un año del cambio del mando supremo, es una garantía democrática que la presidencia del Congreso no esté en manos del gobierno ni de sus aliados, acosados por investigaciones, denuncias y el descrédito público. Así, la principal agenda de Iberico debe ser, tal como ya lo anunció en su primer discurso como presidente del Congreso, generar el clima propicio para que las elecciones generales del 2016 se lleven a cabo con la neutralidad de todos los poderes del Estado, en especial del Ejecutivo.

Me quedo con las últimas palabras de Luis Iberico al asumir su flamante encargo: “Hasta hace un rato fui el candidato de la oposición pero ahora soy el presidente de todos los congresistas”. Es decir, de la Representación Nacional, que es la de todos los peruanos.

¡Felices Fiestas y que viva el Perú!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo