Connect with us

Opinión

Francisco y el dogma de la infalibilidad

Publicado

el

En su visita a nuestra patria el papa Francisco ha abordado múltiples materias, no siempre de doctrina y moral pero sí relacionadas con esos dos conceptos.



Luego de presenciar la multitudinaria misa papal de Las Palmas (la más grande congregación de fieles que he visto en mi vida), me formulé el tema del presente artículo. Durante mis años de educación católica me enseñaron que el dogma de infalibilidad papal solo existía cuando el Sumo Pontífice habla ex cátedra en temas de fe y moral. También recuerdo y espero no equivocarme, que solo ha sido ejercido en 1950 cuando Pio XII proclamó la verdad de la Asunción de la Virgen María.

Sin embargo, los papas hablan constantemente en materias de fe y moral. ¿Cómo distinguimos cuando aluden a ello doctrinalmente pero sin llegar a la categoría de ex cátedra? Es un tema muy arduo y, por cierto, extraordinariamente polémico.

En mi modestísimo criterio personal, es algo que solo puede suceder cuando el Sumo Pontífice es iluminado por el Espíritu Santo en compañía de sus principales teólogos y asesores. Recurro al Catecismo de la Iglesia Católica aprobado por Juan Pablo II, en cuyo párrafo 889 se dice que Cristo “quiso conferir a su Iglesia una participación en su propia infalibilidad”. En los párrafos 2035 y 2051 del mismo catecismo se habla del “carisma de la infalibilidad” e, igualmente, que el “Magisterio de los Pastores se extiende a todos los elementos de doctrina, comprendida la moral…”

Pues bien, en su visita a nuestra patria el papa Francisco ha abordado múltiples materias, no siempre de doctrina y moral pero sí relacionadas con esos dos conceptos. Cuando menciona el vicio de la corrupción, no solo se refiere a su impacto económico en el Estado y la sociedad peruana sino a sus connotaciones éticas, que minan la eficiencia de los poderes públicos. Además, los deslegitiman ante el pueblo soberano en una democracia como la nuestra.

Francisco ha hablado de la Amazonía, la cual no debe ser considerada como una mera despensa, y que se debe respetar a las comunidades nativas originarias. Tiene razón. No obstante, fluye la siguiente interrogante: ¿cómo no vamos a explotar las riquezas naturales que se encuentran en el territorio del Perú? Ahí está el supremo desafío que debemos enfrentar y que, a su vez, depende de muchos factores vinculados al capital, a la ciencia y a la tecnología. Por cierto, que también al manejo político del Estado así como a su complejo y difícil ordenamiento jurídico.

Todas estas materias tienen una característica contingente y los métodos empleados pueden variar conforme a las cambiantes circunstancias en las que vive un país. Por eso debemos considerar las enseñanzas morales sobre estas cruciales materias, dentro de un panorama de factible realismo para el desarrollo del Perú.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¡Presidente, no juegue más!

Seguir leyendo

Opinión

¿Y por qué no hablamos del “adelanto” de la “repartija” de “mermelada”?

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: La víspera de Keiko

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo