Connect with us

Opinión

¡Formalicémonos al revés!

Publicado

el

Lo que realmente preocupa no es el freno de la formalización sino las medidas que plantea el gobierno para combatirlo.



En la pasada sesión de la Comisión de Producción del Congreso, el ministro Olaechea declaró algo realmente preocupante para todos: la formalización en el último año se ha frenado en comparación a los últimos cinco años. Adujo que esto se debía a la desaceleración económica pero que su cartera ya estaba promoviendo planes para revertir este hecho.

Sin embargo, lo que realmente preocupa no es el freno de la formalización sino las medidas que plantea el gobierno para combatirla, medidas que continúan con una política ya establecida de formalización de arriba hacia abajo. Te formalizas para poder venderle a la mediana y gran empresa formal, con beneficios para que exportes y vendas al Estado.

El problema con estas políticas es que no se ajustan a la realidad de la mype informal y que cuando se formaliza para venderle al grande se encuentra con que el micro o productor primario no es formal; por ende, no tiene como descargar facturas y termina pagando —proporcionalmente a sus ventas— más impuestos que las medianas y grandes empresas, a pesar de los regímenes tributarios especiales.

El 46% de los empresarios no se formaliza porque no encuentra ningún beneficio para hacerlo y, si tomamos como base las mypes formales de las cuales el 53.8% venden menos de 5 UIT anuales, van a seguir pensando lo mismo. Para ellos exportar significa salir del barrio, del distrito o de la provincia; mientras que venderle al Estado es una meta irreal en el corto plazo.

Es por eso que se debe pensar en la formalización inversa, y en deslindar esta formalización del pago de tributos irreales. Debe generarse incentivos y propuestas de valor como las que se discuten en el Legislativo: Protección del Patrimonio del Emprendedor o Alertas Tributarias (esta última aprobada en primera instancia en el pleno). Solo así lograrán que el primer eslabón de la cadena se vea atraído a la formalidad y, desde ahí, se podrá empezar la trazabilidad de las ventas que finalmente terminarán en un sinceramiento de impuestos en todos los niveles superiores.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Opinión

El Tribunal tiene la palabra

Seguir leyendo

Opinión

Bitácora de septiembre: la caballería

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo