Connect with us

Opinión

¿”Fiscales pro fuga”?

Publicado

el

Si en el Perú vas preso pese a haber cumplido con todas las normas de conducta que la ley te impone precisamente para que no estés tras las rejas "preventivamente", ¿qué incentivo hay para quedarse esperando como un idiota a que te vengan a encarcelar 36 meses por gusto?



Una pregunta. ¿De qué sirve cumplir con todas las reglas de conducta legales solicitadas por los fiscales e impuestas por los jueces en cuanto a garantizar un arraigo para llevar una investigación o un proceso en libertad si igual te van a meter preso? En otras palabras, ¿cuál es el incentivo de cumplir escrupulosamente con la ley, firmar cuadernillos todas las semanas, pedir permiso a los jueces para salir de la jurisdicción asignada, presentarse puntualmente a todas las citaciones fiscales o reprogramarlas con anticipación con permiso del juez, regresar del extranjero cada vez que así lo solicita la autoridad nacional para rendir una declaración, entregar el pasaporte y un largo etc., si la consecuencia va a ser inevitablemente la prisión preventiva de 36 meses cuando se le ocurra al fiscal y al juez?

Keiko Fujimori lleva seis meses presa sin acusación fiscal y habiendo cumplido antes de ser aprehendida en una celada con todos los requerimientos de la ley. Alan García se suicidó para no ser exhibido con un cartelito de detenido y corriendo con una frazada de la carceleta a una furgoneta rumbo a la cárcel, luego de haber REGRESADO de España para rendir una manifestación fiscal que este mismo suspendió, en una artimaña para traerlo al país y no dejarlo salir nunca más. Pedro Pablo Kuckzynski colaboró desde el primer momento con las investigaciones, su casa fue allanada al día siguiente de su renuncia a la presidencia, y vivió recluido y sin pasaporte hasta que también le “diagnosticaron” peligro de fuga para encanarlo 36 meses hasta antes de que le diera un patatús y terminara en una clínica. Con los Humala-Heredia sucedió lo mismo y encima cuando los liberaron luego de 9 meses por una sentencia del TC el juez, en venganza, les quitó la casa habitación que estaba ya embargada. Y en cuanto a los que piden la cárcel para Susana Villarán hay que recordarles que la señora –por más evidencias que existan contra ella– también ha cumplido con todas las exigencias de la ley para no ser detenida y que si no ha fugado antes menos lo va a hacer ahora con todos los reflectores puestos.

Tal vez sea bueno recordar a estas alturas que la prisión preventiva NO ES UNA SENTENCIA CONDENATORIA, como cree el vulgo. Menos debería ser, como dice el presidente del TC, una SENTENCIA ANTICIPADA. Es una medida excepcional para impedir que el investigado se fugue o entorpezca la acción de la justicia. Si eso no sucede, es decir, si el investigado ha cumplido con todo lo impuesto por la ley no importa cuán graves sean las acusaciones en su contra, debe seguir el proceso en libertad porque SE LE PRESUME INOCENTE hasta que la fiscalía DEMUESTRE  lo contrario en un DEBIDO PROCESO.

Solo aquellos que son un peligro EVIDENTE para la sociedad –como los presuntos asesinos, violadores, sicarios o secuestradores, es decir personas que tienen un historial contra la sociedad y la ley deberían excepcionalmente estar presos preventivamente y por un lapso prudencial hasta que se los acuse, no por 36 meses. Pero hoy cualquiera está al mismo nivel que esas lacras sociales: las leyes han sido torcidas en la demagogia. Con la palabra mágica de “organización criminal”, los partidos políticos y sus líderes son iguales a Al Capone y la “familia Corleone”, y a cualquier fiscalillo ineficiente le basta el abracadabra de “proceso complejo” para que PPK sea Ted Bundy; Keiko, Ma Barker; y los Humala Heredia, Bonnie and Clyde.

Así, pues, mi punto es que todas las “novedades” que en Brasil van saliendo de testigos que van más allá de los hechos y a los que fiscalmente se les INDUCE A INTERPRETARLOS mediante opiniones valorativas –contra la expresa disposición de la ley– para probar la “hipótesis de la fiscalía” en nada abonan para que cambie la situación de libertad (restringida o con comparecencia) de aquellos investigados que han venido cumpliendo permanentemente con las normas de conducta impuestas por la ley. Sin embargo, tal parece ser la “hipótesis de la fiscalía” y el enfoque de los medios de comunicación cuya actuación en este asunto es deplorable (ayer viernes Canal N se pasó media hora tratando de demostrar con un cardiólogo que PPK estaba como cañón y que, en pocas palabras, se hacía el enfermo para no estar en la cárcel).

Solo cuando los investigados se conviertan en imputados y estos a su vez en sentenciados es que deberían estar presos si así lo determina la justicia. Ni un día antes y ni un día después. Pero si esto no es así y en el Perú vas preso pese a haber cumplido con todas las normas de conducta que la ley te impone precisamente para que no estés tras las rejas “preventivamente”, no tendría sentido quedarse esperando como un idiota que te vengan a encarcelar 36 meses por gusto. Ese es el mensaje que están dando fiscales y jueces a cualquier persona medianamente inteligente: “¡Aquí no hay garantía de nada (los fiscales y los jueces se zurran en las sentencias del TC, en las casaciones de la Corte Suprema y en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos)!”

Peruanos y peruanas, sus derechos humanos solo valen en algún país civilizado en el que puedan mostrar cómo intervienen en los casos judiciales el presidente, el primer ministro, la prensa con 300 portadas diarias, las encuestas, los opinólogos y las afiebradas teorías de opiniones políticas utilizadas como “pruebas” del delito, para que en Madrid, en Nueva York o en Londres a los fiscales y jueces peruanos les terminen dando una patada en el poto.

Imagen: Difusión

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Dueño de nada

Seguir leyendo

Opinión

¿Por qué tenemos relaciones diplomáticas con un dictador?

Seguir leyendo

Opinión

Solo a los amigos del presidente

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo