Connect with us

Opinión

FFAA y seguridad: no seamos sordos

Publicado

el

Es hora de diseñar mecanismos para perfeccionar funciones.



Ya no podemos hacernos los distraídos: el clamor cobra cuerpo y habrá que lidiar con él. Con la misma reverberación con la que desde nuestra entraña más rural se clama una mayor presencia del Estado llega, desde el corazón de la capital, el pedido de intervención de las Fuerzas Armadas en el manejo de la seguridad interna.

 

El tema es complejo y lo seguirá siendo si persistimos en mirar la realidad con anteojeras o incurrimos en tremendismos que es preferible evitar. Nuestro ordenamiento jurídico mayor —de constituciones escritas para evitar el militarismo— no tiene previsto el mecanismo de intervención militar en tema de seguridad.

Aquello fue sancionado para evitar que un militar de ocasión utilice el pretexto de la inseguridad para alzarse con el poder. Por eso este no es un tema de gobierno, es un tema de Estado.

Muy distinta es la figura de un gobierno local y sus bases pidiendo el ingreso de las Fuerzas Armadas en la lucha contra la delincuencia. Así lo piden las autoridades y los pobladores de San Juan de Lurigancho, Comas o el Callao. El ministro del Interior, acertadamente, ha señalado que al primer muerto a consecuencia de esa iniciativa empezarían los problemas. Y tiene toda la razón. El ordenamiento jurídico es adverso.

Es la hora de preguntarse qué mecanismos se precisa habilitar para permitir la intervención de las FFAA, aunque haya más cosas que debemos modificar antes de bajar esa bandera. Antes que la realidad nos gane, hay que rediseñar la preparación y el desempeño de nuestras Fuerzas Armadas. Las atinadas expresiones del ministro revelan cuánto hemos cambiado. Recuerda, peruano. A comienzos de los sesenta le dieron 16 años de cárcel a Hugo Blanco por la muerte de un policía. Cuánto vale hoy la vida de un policía, cuántos han sido asesinados sin sanción alguna.

 

La palabras del ministro serían redondas si no viviéramos hace rato rodeados de muertos con y sin uniforme. Y encima hay opinólogos que aseguran que involucrar al ejército en la lucha contra el crimen sería reconocer que los delincuentes van ganando.

Usted, lector, que también juega este partido, ¿ha visto recientemente el marcador?

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo