Connect with us

Opinión

Facultades sí pero, ¿en qué?

Publicado

el

"Esto recién empieza".



La  periodista Anuska Buenaluque cierra un reportaje sobre el anuncio de ministros diciendo: “Esto recién ha empieza”. Y, efectivamente, luego de los vapores iniciales pareciera correcta la visita del virtual primer ministro a los representantes de las diversas fuerzas políticas. En especial, debemos observar detenidamente el impulso de confianza inicial que deberá conseguir el gobierno ante un Parlamento mayoritariamente de oposición. 

Es de considerar que Fuerza Popular puede demostrar estatura política al darle la confianza al Gabinete pero, en el mismo sentido, no puede renunciar, al inicio del período gubernamental, a su inherente facultad de legislar. Ante el inminente pedido de facultades por parte del Ejecutivo considero que, de los cuatro temas planteados, no procede el relativo a la reforma del Estado y el saneamiento del mismo. ¿Por qué? Pues porque ello requiere un consenso que contrae elementos de responsabilidad social y que debe ser acordado por el propio Parlamento.

En otro sentido, la delegación de facultades en materia económica —aunque tiene elementos contemplados líneas arriba y que tendrían que ser sometidas a seguimiento por el Parlamento— debe pasar porque las líneas generales de política económica necesitan un impulso inmediato que conlleve el destrabe de las inversiones y el estímulo del mercado interno: los incentivos al sector exportador en la medida de un muy moderado crecimiento de USA y la expectativa por China y la Comunidad Europea deben aunarse a nuestra calificación S&B actual. Debemos tomar ventaja de nuestra ubicación como “Estable” para obtener una mejor participación en la llegada de inversiones para  el mercado emergente.   

De acuerdo con eso, las medidas como la liberalización de aportes de AFP, la CTS y el aumento del sueldo mínimo deberán dinamizar el mercado interno: es el efecto de “calentar motores” para la marcha de un plan que aumentará moderadamente el déficit fiscal y liberará las trabas en los sectores públicos.

Es necesaria, además, una reforma en la gestión de los gobiernos regionales y locales que se ha convertido en el principal lastre para la eficiencia en la inyección de recursos y en sus resultados. Sucede que por tratarse de materia netamente política esta deberá ser consensuada con el Legislativo y contar con una Oficina de Solución de Conflictos expeditiva, pues de aquello dependerá el éxito por resultados de la reforma económica.

Por último, en materia de seguridad, la urgencia es de tal magnitud que un plan desarrollado por el Ejecutivo —y que tiene varios puntos en común con Fuerza Popular— debe ser el centro del esfuerzo nacional: no hay país que pueda aplicar un plan a futuro cuando la intranquilidad campea. La iniciativa del Ejecutivo deberá tener un plazo perentorio de cumplimiento y así poder decir como Fausto: “Vivir en una tierra libre, con hombres que amen la libertad”.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo