Connect with us

Opinión

Exitosa Emergencia en el Loayza

Publicado

el

Un reconocimiento a la voluntad y persistencia a nombre de los tantos pacientes, que no conocen esta historia pero de seguro ya la están agradeciendo.



Estamos acostumbrados a las declaratorias de emergencia y también a que los servicios de emergencia de salud pública sean un desastre, tugurizados, verdaderas sucursales del infierno como sucede con el área de Emergencia del Hospital Eduardo Rebagliati. Necesitamos historias de éxito para recuperar la fe. Historias lamentablemente extrañas cuyos protagonistas sean la buena voluntad, la eficiencia y la capacidad de servicio y de afecto.

En plena crisis política y de confianza, cuando no sabemos qué creer ni en quién creer, estábamos buscando algo que nos aliente y que demuestre que sí hay peruanos de bien. Peruanos que piensan en los demás, que quieren ayudar a los más necesitados.

Y la encontramos en el Servicio de Emergencia del Hospital Arzobispo Loayza, que hace cinco meses se apiñaba en un ambiente reducido y tugurizado y que de un momento a otro vio la luz cuando un grupo de altos funcionarios pensó en relanzar una causa que parecía perdida. Buscaron recuperar el terreno adyacente al Hospital que pertenecía a la antigua Escuela de Enfermeras, para ahí levantar un nuevo Tópico.

La extensión de 10 mil metros cuadrados es de un local donado para esa esa escuela, propiedad de la Beneficencia Pública de Lima presidida con acierto por Martín Bustamante dentro del ámbito de acción del Municipalidad de Lima Metropolitana.

La confluencia de buenas voluntades surgió cuando Abel Salinas Rivas fue ministro de Salud y entre los integrantes de su eficiente equipo asesor figuraba Walter Navarro Murgueytio, médico del Loayza, personalmente comprometido con una solución viable para la Emergencia. Especialmente amigo de Martín Bustamante y de la directora del Hospital Loayza, la pediatra Victoria Bao, colega de especialidad del ministro y eficaz mediadora de este anhelo institucional.

Para lograrlo lo más pronto, Walter Navarro Murgueytio –persuasivo y persistente– aprovechó el corto periodo ministerial de Salinas y su sensibilidad para solucionar la situación, y actuó como facilitador entre las partes. Las reunió, conversó con ellas un día sí y otro también hasta superar los escollos técnicos, económicos y de confianza. Así el Minsa pagó –por gestión del viceministro Percy Montes– un primer abono a la Beneficencia que tenía la propiedad del edificio necesario para la ampliación hospitalaria.

Un día antes de dejar el Ministerio de Salud, Abel Salinas adelantó la entrega. El pago total a la Beneficencia había sido dispuesto y en presencia de Walter Navarro, Martín Bustamante y Victoria Bao –el club de amigos artífices de tan importante gestión– anunció emocionado que esa emergencia inhabitable y tugurizada quedaba atrás y era posible soñar con un servicio adecuado y eficiente de acuerdo a la dignidad de los pacientes. El terreno es amplísimo y el proyecto acoge la idea de un nuevo hospital con adelantos científicos y tecnológicos. Ojalá fuera así. Por ahora en el local expropiado, se implementa poco a poco el Servicio de Emergencia.

Walter Navarro Murgueytio –durante diez años jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados–, perseguidor incesante de una Unidad Especializada para los Quemados que llegan al Loayza por su calidad de hospital de referencia nacional, solo ha pedido que de los miles de metros cuadrados cuya recuperación impulsó algunos sean dedicados para esa urgente y ansiada Unidad.

Por estos días visitamos la nueva Emergencia. La directora Bao y su equipo han hecho milagros para mudarse y adaptar lo que tienen a los espacios recibidos. Todavía no lo pueden creer, pero ahí están en cuartos individuales los pacientes recibiendo las atenciones que antes no pudieron tener.

Felicitaciones a estos amigos: al exministro Abel Salinas, a Martín Bustamante, a Victoria Bao y a Walter Navarro Murgueytio. Reconocimiento a esa voluntad y persistencia a nombre de los tantos pacientes que no conocen esta historia pero de seguro ya la están agradeciendo.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Porqué tenemos relaciones diplomáticas con un dictador?

Seguir leyendo

Opinión

Solo a los amigos del presidente

Seguir leyendo

Opinión

¡Presidente, no juegue más!

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo