Connect with us

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Publicado

el

Las hijas de Keiko Fujimori son, sin duda, quienes más sufren su ausencia diaria. Por ello su padre ha escogido ese durísimo camino.



Más allá del cinematográfico nombre, Mark Vito Villanela es el esposo de Keiko Sofía Fujimori Higuchi, lideresa del fujimorismo y presa por larguísimos 380 días de mano de aquellos que encontraron en el odio y el engaño mediático una forma de vida política en el Perú del siglo XXI. Y su acento de gringo entreverado no delataba ni por un instante que se trataba de un hombre de arrojo y valentía.

Ha sorprendido la noticia sobre su huelga de hambre: Mark Vito ha escogido un camino durísimo, dificilísimo –el camino del sufrimiento–, pero se trata de una acción inequívoca para salvaguardar a la madre de sus hijas, a su esposa encarcelada sin pruebas, con tan solo las conjeturas y los chismes de quienes hoy controlan abusivamente la justicia. Las huelgas de hambre son siempre protestas pacíficas, de clarísima elocuencia pública e internacional, y en este caso Vito se suma a su manera a las protestas por los derechos humanos en el Perú.

El más famoso de los huelguistas de hambre en la historia fue Mahatma Gandhi, pensador y político hinduista en su lucha pacífica contra el dominio británico sobre la India. En Latinoamérica fue un cubano, Guillermo Fariñas, quien se hizo conocido mundialmente tras protagonizar hasta veintitrés huelgas de hambre en protesta contra el gobierno comunista de los Castro en Cuba, por las muertes de detenidos políticos, y que fuera galardonado por el Parlamento Europeo. Sin embargo, no todas las huelgas de hambre tienen un final feliz. La muerte del militante irlandés del IRA Bobby Sands es una de las más recordadas. Mártir para unos y terrorista para otros, falleció en la prisión de Maze tras 66 días de ayuno reclamando un estatuto de preso político y no de criminal común.

“Basta ya de hacer show con la vida y salud de Keiko Fujimori”, ha dicho Vito Villanela. Basta de cobardías con una mujer inocente y madre contra quien los fiscales han mentido desde el primer día que asumieron el rol de fiscales anti-corrupción, y en el que hoy, a la vista de todos los peruanos, se expresan más bien como abogados defensores del estafador Marcelo Odebrecht y de sus negocios, para quien reclamaron suculentos pagos por 524 millones. Es decir, los fiscales hacen justo lo opuesto a lo que debería ser su trabajo y en vez de acusar parecen proteger a los corruptos. De Ripley.

Hemos visto recientemente cómo se intensifican los escenarios mediáticos, mas no jurídicos, en que los fiscales Vela Barba y Domingo Pérez junto al monopolio mediático salen a pescar pruebas contra árbitros, congresistas y en particular contra Keiko. Primero se trató de difundir una entrevista a Montesinos en prisión, y ahora, la declaración de un colaborador eficaz a quien solo ellos, los fiscales, han tenido la oportunidad de preguntar. Es una justicia inquisitoria sin derecho a la repregunta y que no requiere de pruebas, pues le basta con suposiciones y declaraciones de “oídas”.

La verdad es que a menos que seas un fanático del odio, no encuentro quién en su sano juicio podría celebrar este abuso del derecho. El presidente de facto Vizcarra es uno de ellos: ya disolvió antes el Congreso elegido por el pueblo, y quiere a Keiko fuera de la contienda electoral porque obviamente de ello depende que gane el poder con ventajas. Las hijas de Keiko Fujimori son, sin duda, quienes más sufren su ausencia diaria. Por ello su padre decidió ponerse en huelga de hambre, en busca de su libertad.

El interés superior del niño es una mentira más del Perú, o que solo existe si te llamas Nadine Heredia. Esto ya no es hipocresía ni doble discurso, sino un salvajismo puro contra Keiko Fujimori que nos pasará factura en su debido momento a todos los peruanos. El TC deberá reaccionar pronto pues de llegarse a debilitar la salud del valiente esposo, mayor será la fortaleza pública e internacional de su reclamo a favor de los derechos humanos de Keiko Fujimori.

Foto original: Expreso

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El síndrome de Keiko Fujimori

Seguir leyendo

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo