Connect with us

Opinión

¿Es tan difícil despedir a alguien?

Publicado

el

Joyitas de la talla del doctor Negociazo y la viceministra bronceada se dan el lujo de renunciar, ¡y hasta reciben las gracias por los servicios prestados!



Cuando el rey está calato, todos tratamos de mirar a otro lado y eso es lo más peligroso. Yo sé que limpiar el barro es la prioridad, pero por lo menos intentemos comprender cómo opera el gobierno en su fuero interno. El affaire de la viceministra que perdió la cabeza por tomar sol en lugar de trabajar contribuye a levantar dudas que es preciso ventilar.

En primer término, ella renunció. Ahí están su carta y la aceptación de la renuncia. Pero PPK insiste en que ella fue despedida… y nadie osa contradecirlo pese a todas las evidencias. A ese tipo de actitud me refiero cuando digo que lamentablemente el rey está calato y que todos miramos a otro lado.

Ya pasó antes con el corrupto Moreno. Hasta tenían los audios del negociazo pero no se atrevieron a despedirlo y le dieron hasta las gracias por los servicios prestados. ¿Qué está pasando? ¿Por qué joyitas de la talla del doctor Negociazo y la viceministra bronceada, que son sorprendidos en evidente falta, no pueden ser despedidos?

¿En este gobierno te darán las gracias y te dejarán el digno camino de la renuncia hagas lo que hagas? ¿No será simplemente que los funcionarios pescados en pleno remolino negocian la renuncia (en lugar del despido) a fin de callar ciertas cosas?  ¿Cómo lo hacen? ¿Por qué la administración pepekausa se deja zarandear de esa manera? ¿A qué argumento pueden haber apelado el doctor torcido y la viceministra frivolona para no ser despedidos? Eso es lo más triste.

Pero hay más. Basta ver el historial de la viceministra para entender que tenía todos los antecedentes como para escoger a otra persona. Y eso que si no fuera por la eficaz pesquisa de Panorama (¿cuándo veremos algo así en Cuarto Poder?) la viceministra seguiría despachando, perdón, seguiría bronceándose bien acompañada por su fotógrafo.

Y esa es la cereza en esta historia. ¿Es normal que una viceministra tengo su fotógrafo personal? ¿Así están las cosas? ¿El derroche y la frivolidad se venían dando la mano de manera descarada en ese ministerio y el titular de la cartera bien gracias? ¿Esa cartera de Agricultura era una isla de casquivanas o habrá casos en otros sectores aparte del de Defensa, claro, donde ya sabemos que todo se hacía en nombre del amor?

No basta ponerse las botas y cargar refugiados, señores ministros. Está bien que el rey esté calato. Por algo es el rey, pero pongan ustedes orden en su corral.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La “responsabilidad social” del presidente

Seguir leyendo

Opinión

Reflexiones sobre la figura de vacancia presidencial

Seguir leyendo

Opinión

Vizcarra, final del juego

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo