Connect with us

Opinión

¡Erre con erre, Gorriti!

Publicado

el

Triste balbuceo en Canal N de operador del antifujimorismo al intentar reiterar acusación de financiamiento a Keiko, ¡tras ser desmentido por la Fiscalía!



Fue verdaderamente aleccionador ver a Gustavo Gorriti, pretendido gurú del periodismo de investigación, balbucear incoherencias frente al imberbe Hudtwalcker en Canal N, quien encima lo trataba con guante blanco y reverencia. Gorriti daba vergüenza ajena al momento de pretender deducir, con un razonamiento alambicado, que era posible que —en algún sentido y considerando los supuestos— que Odebrecht haya declarado a los fiscales peruanos que la firma corruptora brasilera financió la campaña de Keiko Fujimori.

Cuando se pone el odio ante todo, es perfectamente válido hacer el ridículo total. Lamentablemente Gorriti incurrió en una educada embarrada tras otra. Ya la Fiscalía había desmentido las declaraciones que Gorriti le atribuía a Odebrecht, pero el gran Gorriti seguía en su propio mundo. Si revisa usted las imágenes, lector, verá que tras el desmentido el mejor argumento para terquear a favor de la veracidad de lo publicado, según el propio Gorriti, es que el propio Odebrecht dijo que no estaba en condiciones de probar si Keiko había recibido, que eso le correspondía a Barata. Barata ya había asegurado tiempo atrás que no, pero eso a nadie pareció importarle.

Luego se han filtrado algunos aspectos del diálogo en Brasil donde lo relevante es que quien le preguntó a Odebrecht por el financiamiento a otros partidos fue Pedraza, abogado de Nadine y Ollanta y la persona que aparentemente hizo patinar a Gorriti.

La historia misma queda ahí. Lo más probable es que Pedraza haya hecho patinar a Gorriti; dudo de que este último esté a la altura de ciertos operadores políticos que recurren sin más a la fabricación. Sí se entiende que su marcado antifujimorismo lo haya llevado a ser tonto útil de una maniobra urdida por los defensores de Nadine y Ollanta.

Lo que sí se revela con claridad es la desesperación del antifujimorismo, su necesidad de fabricar cualquier evidencia comprometedora. También ha sido notable el despliegue inmediato que cierta prensa le dio a la historia.

Todo apunta a una marejada que se levantará más todavía a medida que se vayan materializando las censuras ministeriales y se vaya revelando de manera oficial el contenido de lo que se ha declarado en el Brasil respecto a los sobornos en el Perú. Dicen que a la hora de la hora no quedará títere con cabeza. Incluso ya circula una versión señalando que Susana Villarán habría fugado a Colombia. Pero uno ya no sabe qué creer.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Censura y esclavitud

Seguir leyendo

Opinión

Alternancia y paridad: burradas y transparencia 

Seguir leyendo

Opinión

Martín, Maki y Mario

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo