Connect with us

Opinión

“Enséñame un héroe y te escribiré una tragedia”

Publicado

el

La lucha revelada de Ramón Mujica



Ante la Comisión de Cultura del Congreso, el director de la Biblioteca Nacional ha dado cuenta de una labor que indudablemente corresponde a su visión del primer mundo sobre lo que debe ser la gestión cultural: la creación del catálogo de Fondos Antiguos (antes inexistente, por lo que resultaba muy fácil robarse los textos), la exitosa campaña de recuperación de libros perdidos y la implementación de tecnología de punta para conservación y restauración, entre otros logros.

Todo esto en un contexto de financiamiento siempre limitado y cuyas necesidades prioritarias vienen siendo cubiertas de manera original, creativa y —por qué no decirlo— heroica, si atendemos lo difícil que resulta en el Perú liderar la gestión del patrimonio bibliográfico y el indesmayable compromiso de Mujica por puro amor al Perú y a su historia.

Nunca, entonces, ha resultado más pertinente como título de este artículo la frase acuñada por F. Scott Fitzgerald. Para horror y escalofrío de muchos, nuestro héroe Ramón ha tenido también que descarnar en vivo y en directo la tragedia agravada que actualmente vive la institución bajo su cargo.

Pues no solamente ha debido luchar contra el magro presupuesto salarial, la burocracia enquistada y una serie de obstáculos cada cual más absurdo que el anterior. No. Resulta que al indignante saqueo sistemático de la Biblioteca Nacional por parte de sus propios trabajadores, peruanos traidores a su propia identidad (¿a qué alimenta, sino, nuestro legado histórico?) se ha sumado el riesgo de perder todos los juicios entablados por la institución a quienes sustrajeron valiosísimos libros y manuscritos.

El director de la Biblioteca mencionó como dramáticos ejemplos la desaparición, años antes de que él asumiera el cargo, de un volumen de Erasmo de Rotterdam (!) valorizado en millón y medio de dólares, así como la sustracción de tres mil manuscritos de Andrés Avelino Cáceres, trasladados primero al basurero del local de la Av. Abancay para ser robados después. Este último caso se ha convertido ahora en su bastión y ha declarado que no permitirá que los culpables, plenamente identificados, salgan absueltos del juicio.

“Acá reina la impunidad”, ha sentenciado refiriéndose al Poder Judicial. Cabría preguntarle al ministro de Cultura y a los congresistas que integran la Comisión si ellos dejarán que ocurra lo mismo en sus respectivos poderes. Mientras tanto Ramón resiste, y en medio de esa resistencia sigue realizando una labor extraordinaria. 

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo