Connect with us

Opinión

¿En qué acabaremos?

Publicado

el

A estas alturas, ya no importa si la "Ley Pulpín" es buena o mala.



Los malos ratos entre el gobierno, los ciudadanos y los jóvenes que marcharon protestando nos recuerdan las épocas en que pedíamos acaben las dictaduras. 

No importa si la Ley Pulpín es buena o mala. Es irrelevante si los chicos la han leído y si los políticos la “usan” para sus fines. Lo que queda de este episodio es que todo estuvo mal. El Ejecutivo piensa que ya el Congreso aprobó la ley y se publicará acabando el año cuando se discuten temas políticos. Los congresistas saldán de vacaciones y el tema quedará. ¿O soy suspicaz?

La Ley —que, reitero, considero buena— tiene algunos temas que deben modificarse y otros que necesitan aclaración. Debió pasar por el Consejo Nacional del Trabajo, convocar a los expertos (sobre todo a los que probablemente estarían en contra), a los gremios de trabajadores y empleadores, a los medios y a los líderes de opinión. Luego de eso, explicarla mil veces antes de expedirla y abrir una página web para que los jóvenes calculen sus ingresos.  Digamos que era lo mínimo que debía hacerse antes de promulgar una norma tan sensible.

Aún estamos a tiempo. La polarización ciudadana es más importante que una ley: se debe reconocer que las cosas se pudieron hacer distinto y que, tal vez, aún estemos a tiempo de mejorarlas.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nivel callejón

Seguir leyendo

Opinión

Historias de amor del ‘pato rengo’ y las gallinas de Stalin desplumadas

Seguir leyendo

Opinión

Bajo las faldas de la fiscalía

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo