Connect with us

Opinión

En medio de la crisis política, ¿cómo están las familias peruanas?

Publicado

el

En índice de confianza de las familias continúa en negativo por cuarto mes, y los más afectados son los de menores recursos: aquellos del CDE. Aún no hay señales de que esta situación se revierta en el corto plazo, y lo más probable es que se mantenga hasta el 2020.



En medio de la nueva crisis política desatada en las últimas semanas –tras el anuncio del presidente Vizcarra de adelanto de elecciones– la situación de las familias peruanas continúa deteriorándose. El Índice de Confianza del Consumidor (Indicca), elaborado por Apoyo Consultoría e Ipsos Perú, apunta que en julio este indicador se mantuvo en terreno negativo por cuarto mes consecutivo.

El Indicca pasó de 48 a 47 puntos entre junio y julio (el nivel de 50 marca la diferencia entre optimismo y pesimismo). Si bien esta medición se realizó antes del mensaje presidencial, muestra cómo inicia la economía la segunda parte del año. Más aún, históricamente la confianza suele ser mayor cada mes de julio, como consecuencia de los feriados de Fiestas Patrias y el pago de las gratificaciones. Sin embargo, este año julio es el mes con menor nivel de confianza desde el 2009.

En julio los hogares de los niveles socioeconómicos (NSE) AB comenzaron a mostrar un mayor pesimismo. El porcentaje de familias que considera que su situación económica ha empeorado aumentó de 10% a 16% entre mayo y julio. Sin embargo, los más afectados continúan siendo los consumidores de menores ingresos, aquellos de los NSE CDE.

Los hogares de estos segmentos perciben que su situación económica familiar está peor, sobre todo por la dificultad para encontrar empleo. Dado que no se crean empleos formales suficientes para absorber a los que buscan trabajo, algunos trabajadores tienen que recurrir a trabajos de menor calidad.

Así, se generan más empleos informales y se afectan los salarios en este segmento donde trabajan, mayoritariamente, las familias de los NSE CDE. Por ese motivo, este grupo de consumidores ha percibido un mayor deterioro en su ámbito laboral que aquellos de mayores ingresos (NSE AB). Así, entre los NSE CDE, 25% declaró en junio que su situación económica familiar ha empeorado en los últimos 12 meses. El porcentaje de hogares limeños que perciben que es más difícil encontrar empleo respecto a hace un año alcanzó su nivel más alto en casi diez años (48%).

Así, la situación económica está mostrando el patrón usual de deterioro en cada episodio de crisis económica. Primero, los más afectados son las familias de menores ingresos –aquellos de los NSE CDE– y luego se expande hacia los segmentos de mayores ingresos (NSE AB). Por el momento, no hay señales de que esta situación puede revertirse en el corto plazo y los más afectados son los de siempre: los de menores recursos.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¡Presidente, no juegue más!

Seguir leyendo

Opinión

¿Y por qué no hablamos del “adelanto” de la “repartija” de “mermelada”?

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: La víspera de Keiko

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo