Connect with us

Opinión

En el mundo de las mentiras, ¿el Perú es rey?

Publicado

el

Lo cierto es que aquí resulta aún más imperdonable la torpeza política.



No. Cada país tiene su reyezuelo… con sus propios pinochitos.

Los latinoamericanos no somos frontales, siempre hablamos con diminutivos, intentamos endulzar la verdad, la rehuimos cambiando de tema o la exageramos. Es que hay culturas que son muy directas, altisonantes; otras son políticamente correctas y, simplemente, hay temas que no tocan; solo los murmuran. En fin, más allá del estilo de comunicación, la mentira es una constante en todas las culturas.

La mentira en política puede tener otros matices. Se han escrito ríos de tinta sobre el tema, uno de los más emblemáticos El Arte de la Mentira Política, de Jonathan Swift, quien sostiene que “la mentira y la política suelen caminar juntas, son compañeras de viaje y no se estorban. Hay que mentir bien y conseguir que haya siempre un punto de verdad que esconda la mentira…”

Están las mentiras en campaña. Trump hablaba de construir un muro con México y de una guerra implacable  contra los inmigrantes. Hoy, ya como presidente electo, dice que podría hacer un “fence in places” y que los “undocumented immigrants are terrific people”. 

¿Fue mentira desde un inicio? ¿Posicionamiento de campaña? ¿Verdad suavizada para  acallar protestas? No tengo respuesta.

Están las mentiras para quizás perpetuarse en el poder. Señala The Economist que hay una batalla respecto de la historia de Rusia. Vladimir Putin ha priorizado su control, quiere validar su legitimidad como presidente a través de una narrativa que pretende vincularlo históricamente con la sucesión de gobernantes de Rusia, desde Vladimir El Grande (siglo X). Los propagandistas del régimen sostienen que Rusia está rodeada de enemigos y que solo Putin podrá salvarla.

¿Querrá reescribir la historia para exacerbar los triunfos? Alimentar al pueblo de nacionalismo y gloria? ¿Es mentira o está dentro de los límites de la exageración? No tengo respuesta.

También está la mentira por omisión. Vero solo declaró una parte de los aportes que hizo para su campaña al Congreso en el 2011 porque la ley no la obligaba. Si sostiene que está construyendo una forma diferente de hacer política, ¡que empiece a actuar en forma transparente!

Y, lógicamente, está la mentira integral, la mentira pura y dura, dolosa… como la de los Humala. Mintieron para llegar al poder, durante su ejercicio y siguen mintiendo: agendas, MBL, financiamiento de campaña…

La mentira es imperdonable pero quizás más imperdonable en ellos es que no tengan una buena estrategia de defensa ante lo evidente, salvo la negación. Ahí sí mi única respuesta es que todo siempre fue y sigue siendo mentira.

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Opinión

La historieta del golpe de Estado

Seguir leyendo

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo