Connect with us

Opinión

Ellos no votan

Publicado

el

A veces las palabras no alcanzan para expresar la ira que causa el desdén de un gobierno para con su población más vulnerable.



A veces las palabras no alcanzan para expresar la ira que causa el desdén de un gobierno para con su población más vulnerable. La muerte de 30 neonatos en el Hospital Regional de Lambayeque por falta de incubadoras y la posterior confirmación del Ministerio de Salud de que 1200 bebés prematuros han fallecido en lo que va del año por una deficiencia de infraestructura en los diferentes hospitales del país resultan indignantes y oprobiosas.

Aquí no hay excusas que valgan: el presupuesto para la implementación de hospitales que permitan atender a los recién nacidos existía pero no fue ejecutado. Para el Ejecutivo, en general, más relevante era usar el presupuesto para vestir de rosado a nuestras fuerzas armadas mientras que para las autoridades regionales resultó más atractivo derivar el presupuesto asignado para equipamiento de incubadoras a la compra de tarjetas electrónicas de consumo de alimentos del personal del hospital.

Pero no podemos caer en el facilismo de buscar un solo culpable. Los gobiernos regionales, el poder legislativo y el poder ejecutivo (todos en minúscula) tienen el mismo grado de responsabilidad; sus respectivas luchas intestinas y apetitos personales los están convirtiendo en desahuciados morales. Han olvidado que el principal motivo por el que están ahí es para GOBERNAR y no jugar a ser mediocres Machiavellos, dedicándose a la intriga barata y desdibujando lo que debe ser la práctica de la política.

No cabe duda de que para nuestras autoridades regionales es más sencillo y redituable azuzar a la población contra la inversión privada; para el Legislativo, meterse zancadillas en vez de fiscalizar a las regiones; y para el Ejecutivo, promover el adelanto de elecciones tratándose de lavar las manos por el despelote en que han convertido al país.

Pareciera que el razonamiento primate de nuestras autoridades tiene como objetivo satisfacer sus banalidades y no preocuparse por la vida de nuestros infantes. Al fin y al cabo, ellos no votan.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Los intocables

Seguir leyendo

Opinión

La persecución judicial del golpismo

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído Fuegos de artificio y full disclosure

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo