Connect with us

Opinión

Elecciones risibles

Publicado

el

En unos comicios inéditos en la historia republicana y fruto de un mañoso golpe de Estado, los peruanos elegiremos a 130 congresistas en brevísimo plazo, inútil para cualquier propósito.



Faltan aproximadamente 51 días para la caricatura de elecciones parlamentarias que se vienen. Inéditas en la historia republicana y fruto de un mañoso golpe de Estado, los peruanos elegiremos a 130 congresistas en brevísimo plazo, inútil para cualquier propósito. Solo Dios, según el Génesis, pudo crear el mundo en seis días y seis noches, descansando al séptimo.

Sumando todas las listas, son más de mil candidatos que compiten por una curul. La campaña, si se puede llamar así, tendrá que distraer a los electores de la búsqueda de pavo, panetón, prendas amarillas y gratificaciones. Es una antielección. Los contendores propondrán de todo y no se detectarán sus inconductas (violencia familiar, incumplimiento de pensión de alimentos, antecedentes de terrorismo, etc.).

Pero como son comicios bajo un gobierno de facto no hay mucho que hacer. El Ejecutivo quiere un Congreso gelatinoso, comprable y manipulable para sus oscuros intereses. Se ha escuchado que Maximiliano Aguiar, émulo gaucho de Montesinos, está asesorando a algunos candidatos. No sabemos ni su sueldo ni quién le paga, o sea que todo puede suceder.

El régimen ha sufrido fuertes derrotas en lo que denomina lucha anticorrupción, que en realidad es una justicia politizada y dirigida. Keiko Fujimori recuperó su libertad, el fiscal Gonzalo Chávarry logró capear el ‘bullying’ ganando dos causas, salieron ocho árbitros por falta de pruebas y la popularidad del mandatario va a la baja.

Por otro lado, el expremier César Villanueva fue capturado por reunirse con fiscales en actividad. Se habla de traición de Vizcarra, en todo caso se acabó la protección para su amigo y exfuncionario quien, según Barata, recibió una coima de US$ 320 mil. El poder es así, aunque se dice que esto aún no ha terminado. Entre ellos se conocen bien.

Por eso el Ejecutivo requiere de más ‘show’ mediático y seguir atontando a la población con la tal lucha anticorrupción. El siempre alterado fiscal Pérez tira sus dardos contra el Tribunal Constitucional, pero el delito de lavado de activos se diluye con la declaración del banquero Dionisio Romero Paoletti de haber aportado de su ‘billete’ a la campaña de Keiko Fujimori.

La presidenta de Confiep lo fustigó en la CADE, donde Vizcarra se presentó de improviso el pasado jueves (su intervención estaba programada para el viernes) y se armó un despelote con el vistoso allanamiento de Confiep.

Función asegurada. En medio de este ambiente votaremos. Para qué somos manejados como marionetas: indescifrable aún.

En medio de toda esta indecencia nadie se pregunta a dónde fueron a parar los US$ 3’650,000 de Romero Paoletti (no era un delito penado en el 2011). Recontra probablemente llegaron a los siempre ávidos canales de televisión. ¿Recibieron en efectivo? Ya conocemos de US$ 250 mil en bolsa de plástico para una emisora local. ¿Allanamos los canales? ¿Lavaron activos? ¿Conoceremos la verdad?

Foto: El Espectador

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Candidato sin testosterona

Seguir leyendo

Opinión

Chappaquiddick

Seguir leyendo

Opinión

Se maleó el Tribunal Constitucional

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo