Connect with us

Opinión

El último papel de Salvador del Solar

Publicado

el

Quién sabe si tras las rejas, con traje a rayas y como preso por golpista, corone el papel de su vida como actor que nunca ha sido muy bueno.



Mariela Balbi ya se ha encargado hoy sábado en un estupendo artículo publicado en Expreso (Nace un dictador) de Martín Vizcarra. Yo me ocuparé de Salvador Del Solar, el premier que lo refrenda.

Es imposible que los actores sepan a ciencia cierta cuál será su último papel en esta vida, ya sea en las tablas o en una película. Sin duda, muchos añoran interpretar grandes roles protagónicos o incluso de reparto (como el fantástico Lee Strasberg y su Hyman Rhoth en El Padrino II) antes de irse o de retirarse. Pero de lo que estoy seguro es cuál será el último papel de Salvador Del Solar Labarthe, si sigue por el camino de agravio a la Constitución y a la democracia que ha emprendido Martín Vizcarra con un guión de cuentos chinos.

A Salvador Del Solar le espera la cárcel: con cartelito de “detenido” y con traje a rayas. Ese será su papel postrero como actor. ¿Lo interpretará como el “Papillon” de Dustin Hoffman, como Steve McQueen en “El gran escape” o como Paul Newman en “El indomable”? ¿O se suicidará como Frank Pentangeli? ¡Quién sabe! Pero de que terminará tras las rejas es un hecho como lo ha sido para Alberto Fujimori… aunque Vizcarra y Del Solar no le lleguen ni a la suela en lo que se refiere a lo que el Chino (sin negar sus pasivos) hizo por el Perú: salvarlo del caos.

El guión de Vizcarra actuado por Del Solar es más claro que el agua: “¡Peruanos, miren a otro lado!” A este dúo le toca gobernar, es decir, solucionar los problemas de la gente (reconstrucción del norte, agua, luz, crimen organizado de verdad, sicariato, terremoto en la selva, etc.) y no han hecho absolutamente NADA para solucionarlos, porque lo que Salamanca no da, natura no procura. Ergo, si el edificio que me toca reconstruir está enclenque y destartalado, o, peor aún, ni siquiera se han cavado los cimientos… ¿qué hago? Pues el viejo truco de prender fuego en la acera del frente y quemar una casona que en todos los países del mundo nunca tiene mucho aprecio, porque así es la naturaleza de todos los Congresos.

Siempre hay quejones y quejosos que NUNCA se sienten “representados”, que SIEMPRE están “indignados”, y que JAMÁS entienden ni entenderán la dinámica lenta y decimonónica de ese viejo Poder del Estado. Y, claro, es natural que la gente voltee a mirar y distraerse con el incendio de la acera del frente a que se concentren en que el gobierno al que le toca resolver sus problemas no está poniendo ni una piedra por ellos.

La que ha tenido una de las más felices frases de estos últimos tiempos ha sido la congresista Rosa Bartra (constantemente ridiculizada por los pasquines antifujimoristas hasta la caricatura insultante, en esencia porque no les gusta a estos limeñosos de primera generación su acentito provinciano de docente de Huamachuco, en La Libertad). Ella le ha dado un “ultimátum” a Del Solar para que resuelva todos los problemas del país en 15 días, tal como él se lo ha dado al Congreso para “resolver” a gusto del gobierno las reformas mamarrachientas que van ha propiciar un caos político que nos terminará hundiendo (basta ver la fantasiosa propuesta de la “comisión Tuesta” de celebrar elecciones internas universales, a nivel nacional y en un mismo día, para que se elijan candidatos con una participación mínima de 250 mil electores inscritos por partido. Si no lo logran, se elimina al partido del registro electoral: ¡en síntesis la desaparición de TODOS los partidos!).

¿Puede resolver el premier TODOS los problemas del país en 15 días? ¿O para qué cree que el mandato del presidente y del Congreso es de cinco años? Y lo más risible de todo es que Del Solar no sabe ni qué papel está interpretando, salvo que se trate de esos engendros posmodernos en la que los actores improvisan una obra sin pies ni cabeza como les da la gana ante un público perplejo que aplaude como foca sin saber qué diablos pasa.

Ha dicho Del Solar que, si las reformas no están a su guisa y como quiere el mandón de Vizcarra, “dará por entendido que la confianza le ha sido negada”. Perdón, un momentito: ¿este actor no ha leído la Constitución? Las cuestiones de confianza NUNCA se dan por “entendido”. Se votan, señor premier. ¿Teme acaso perder la votación y verse en la impronta de firmar con Vizcarra el cierre del Congreso ante la protesta del TC (contundente comunicado de Blume, presidente) y de la Corte Suprema (que ha mandado a pasear al Ministerio Público, Zoraida Ávalos, Vela y Pérez con su pedido de pleno casatorio extraordinario por prisiones preventivas), que ya se están pronunciando contra una muy probable dictadura?

¿O teme el primer ministro que el “pantano” al que aludía Robespierre –y que son los NN y comechados a los que no conoce ni su familia– termine votando a favor de la confianza, y entonces él ya no tenga más cortinas de humo ni incendios falsos que mostrar y no pueda mostrar NADA en lo poco que le queda hasta el 2021?

¿O es que en el fondo de su ser temerá la cárcel, por más que sus ayayeros le hagan creer que está en el papel de De Gaulle con su Quinta República? Porque, hablando de De Gaulle, no sé si habré escuchado bien desde mi cama que Del Solar proponía someter a referéndum las reformas propuestas por el gobierno si el Congreso no las aprobaba. Oiga: eso es traje a rayas obligado para usted, no sé si de Gamarra o de Yves Saint Laurent pero a rayas de cabo a rabo. ¿Y sabe por qué? Porque es una dictadura.

Cuando De Gaulle hizo un referéndum para que los franceses aprobaran su Constitución, ese poder se lo dio la Asamblea Nacional que lo llamó para encargarse de la crisis de Argelia. Y De Gaulle puso como única condición que le dieran poderes absolutos, los que le fueron dados por la Asamblea que se autodisolvió. ¡Aquí usted quiere refrendar el cierre del Congreso, que no le ha otorgado ningún poder para hacer desde el Ejecutivo una nueva Constitución ni tampoco para reformar la existente!

Por último, apelar a la lucha anticorrupción por el archivamiento del caso Chávarry es para los que tenemos ciertas neuronas la idiotez más grande, pues revela el típico guión del “chivo expiatorio” con el que Vizcarra –refrendado por Del Solar– pretende cerrar el Congreso. No hay pruebas de lo que se le acusa a Chávarry y basta citar la propia declaración mediática de la fiscal Rocío Sánchez (a todas luces fanática e ideologizada, pero sobre todo poco eficiente) para tener eso más claro que el agua del manantial donde empieza a correr la nieve del Everest: “Hay que aclarar que lo importante es que no busquemos pruebas directas porque NO EXISTEN PRUEBAS DIRECTAS en casos tan delicados como lo son las organizaciones criminales o delitos clandestinos. Lo que tenemos –y ya está claro para la hipótesis de la Fiscalía– es cuál era la organización, la estructura, la finalidad y cuáles eran las funciones propias que iba a desempeñar cada uno de sus integrantes”.

En simple: NO HAY NINGUNA PRUEBA. TODO ES PURA ESPECULACIÓN. NO EXISTE NADA. ¿Y saben por qué? Porque en España ya los mandaron al cuerno con todas sus “hipótesis” sobre el caso Hinostroza, que es aún “más grave” que el de Chávarry. Lo que sí existe es el afán de una camarilla caviar muy bien organizada a través de pasquines, redes sociales, opinócratas y ONG de la “sociedad civil” de dar un golpe de Estado en la Fiscalía para tener mayoría absoluta y usarla según sus intereses. Para eso y no por otra cosa quieren sacar a Chávarry.

Termino diciendo que es más improbable que Chávarry (supongo que la bancada de FP no se dejará amedrentar esta vez, aunque ahí hay tanto NN que nunca volverá al Congreso que preferirán quedarse dos años más que perderlos por Chávarry, aunque luego se demuestre que es inocente de todas las patrañas que se le achacan) termine tras las rejas a que lo haga Del Solar. Quién sabe si tras las rejas y como preso corone el papel de su vida que nunca ha sido muy bueno. Me refiero al de actor, claro.

Imagen: Muy Historia

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¡Para fin de mes o te cierro la tienda!

Seguir leyendo

Opinión

¡TC ya!

Seguir leyendo

Opinión

Góndolas de la democracia

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo