Connect with us

Opinión

El último “macho” francés en Cannes

Publicado

el

Alain Delon, un viejo señor de ideas muy peculiares, recibe la Palma de Oro para ira de las feministas.



El señor tiene su carácter y no se va con medias tintas aunque, cuando este último domingo recibió la Palma de Oro por su carrera como actor en Cannes, lloró como un niño. Afuera y en las redes sociales un grupo de feministas vociferaba a grito pelado contra Delon.

Delon racista. Delon misógino. Delon homófobo. Pero a Delon las feministas le tienen tan sin cuidado que sonríe antre las 25 mil firmas que unos colectivos recolectaron para que los organizadores del festival no galardonaran a Delon. El actor ha dicho entre aplausos que el premio se lo daban por su carrera y nada más, es decir, no por lo que ha dicho o piensa. Las feministas lo han tachado porque el señor ha sido sincero en sus entrevistas pasadas (añejas, diríamos) cuando lo que hoy es un anatema antes era moneda corriente.

Lo acusan de maltratador de mujeres porque Delon admitió haber cacheteado a varias, como en las películas que todos veíamos cuando la televisión era en blanco y negro. ¿Recuerdan a James Cagney como gángster moñongueando a una rubia para la Warner Bros? ¿Dejarán de transmitirse todas las viejas películas en la que los hombres cachetean a una mujer y viceversa?

Delon ha dicho, sin embargo, que por cada cachetada que dio a una mujer a él le llovieron diez, y el delegado general del festival Thierry Frémaux ha dicho una verdad de sentido común: “Es difícil juzgar con la perspectiva de hoy cosas hechas o dichas” en el pasado. “No le damos el Premio Nobel de la Paz”, zanjó.

Sobre su pretendida homofobia, Delon contestó que le da igual qué haga cada cual con su libertad y su vida, pero que en su opinión las parejas homosexuales no deberían adoptar porque los niños necesitan de un padre y de una madre. ¿No es esa la ley natural de la vida? ¿Delon está diciendo algo sin sentido? ¿O es que las cosas han cambiado tanto que en la posmodernidad las excepciones se han santificado y las reglas condenado?

¿Y el “racismo” de Delon se remite tal vez a que no le gusta ver que de pronto desembarcan en la playa de un hotel de la Riviera francesa cientos de africanos como si se tratara de una invasión, ante la vista y paciencia de los turistas y de una policía impotente?

Pobre Delon, ¡cuán pasado de moda está! ¡Qué sentido común más retorcido! ¡Cómo se nota que el señor tiene 83 años! Por suerte que la Palma de Oro se la dan por su carrera artística y no por la experiencia de vida que pintan sus canas, ¿verdad? ¿O es que usted le pediría algún consejo a su abuelito, máxime si se llama Alain Delon?

Foto: Marca.com

Opinión

Negociación con rehenes

Seguir leyendo

Opinión

A la punta de la teta

Seguir leyendo

Opinión

El montesinismo está de vuelta

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo