Connect with us

Opinión

El traje de astronauta

Publicado

el

¿Cuántos de esos trajes le vendieron al Perú durante los últimos lustros?



Imagínese que un conocido suyo le quiere regalar un traje de astronauta. Este es muy llamativo, voluminoso, espectacular y curioso, pero no entra en su casa, no va con la decoración y, muy probablemente, a su esposa les disguste tamaño presente. Este, además, es inútil y, sumado a ello, a usted no le gustan los cohetes ni la ciencia ficción, por lo cual agradece la deferencia de ese aparente bien intencionado sujeto y no lo acepta. Hasta ahí usted habría actuado con buenos modales y racionalidad.

Un tiempo después este individuo lo llama y le propone venderle el traje de astronauta. Y no solo se lo quiere vender: la dichosa armadura estelar es carísima, va a tener que gastar en mantenimiento, seguridad y además se tendría que endeudar con intereses carísimos para comprar el peculiar objeto. Para colmo, usted tendría que hipotecar su casa y exigirle a su madre jubilada que avale la operación.

Ciertamente, el vendedor de este proyecto ha llegado con un staff de abogados muy bien preparados y con contratos enrevesados de difícil entendimiento. Extrañamente, en esta ocasión usted no se niega, sino que le dice al extraño sujeto que lo va a pensar. Luego de meses de cavilación… ¡usted firma! ¿Conclusión? Se volvió imbécil o es tan traidor, miserable y maldito que ha optado por traicionar a su familia, a su sangre, con tal de recibir una coima, abandonar su hogar e irse a vivir al exterior para gozar de ese dinero mal habido y maldito.

A la luz de los hechos ya conocidos, ¿cuántos trajes de astronautas le vendieron al Perú en los últimos lustros? La Interoceánica firmada por Toledo, PPK y el actual premier Zavala no la necesitábamos; tal es así que hasta hoy no lleva ni trae carga y hay que pagar peajes y mantenimientos. Luego, durante el gobierno de García, con Meche Aráoz, Cornejo, y Verónica Zavala hermana del segundo de este régimen se firman adendas y se continúa con esa obra. Se suman el Tren Eléctrico de Lima, Olmos y diversas carreteras y construcciones como la de Huachipa. De ahí vino Humala y Nadine; con el ministro Castilla y Segura en el MEF se firman el Gasoducto del Sur y no tenemos gas, la Línea II del Metro —con costos superiores a los europeos, la ampliación de la Refinería de Talara y no tenemos petróleo que refinar—, más cemento y concesiones viales.

Recordemos que premier fue René Cornejo y Eleodoro Mayorga, ministro de Energía y Minas, ambos conocidos lobbistas. Que a la danza se sumó Susana Villarán, quien entregó los peajes más grandes del país a Odebrecht y obras absurdas como Río Verde a OAS, otra empresa brasilera estructuralmente corrupta.

Ahora se duda del necesario aeropuerto de Chinchero (¿firmado por Nadine u Ollanta?), en donde están involucrados intereses de Cecilia Blume (exasesora de PPK durante el toledismo), de Carolina Castilla (hermana del exministro favorito de la señora Heredia) y de Jimena Zavala (¡hermana menor del vacilante premier!). ¿Escenario felliniano o dantesco?

Momento desolador y triste vive nuestro Perú. Con un presidente preso y cuatro haciendo cola de la mano de dos primeras damas, pregunto: ¿Habrán decorado sus casas con trajes de astronautas multicolores o solo de color verde dólar?

* Publicado en Expreso el 1 de febrero de 2017

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Fraude en Bolivia: la responsabilidad de Almagro

Seguir leyendo

Opinión

El juicio del ausente

Seguir leyendo

Opinión

El misterioso caso de las “loncheritas”

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo