Connect with us

Opinión

El señor Han de la prensa nacional

Publicado

el

Medios de comunicación --que alguna vez fueron honestos y vivían de su propia productividad-- están hundidos hoy en una oculta crisis moral y empresarial de tal magnitud, que perciben en otros actores sociales y políticos del país lo que en realidad serían sus propias deshonras y mancillas.



En la película de artes marciales Operación Dragón (1973), Bruce Lee se enfrenta en el cuarto de los espejos a su archienemigo, el poderoso y rico señor Han, alguien que una vez fuera un estudiante honesto de shaolín. Allí Bruce Lee descubre que la única manera de defenderse de su temible adversario es rompiendo todos los espejos a su paso, que solo distorsionan y multiplican la falsa imagen del peligroso señor Han.

De aquí que tampoco deba extrañar que las imágenes distorsionadas de tantas falsas acusaciones y escándalos que hace cierto sector de la prensa con Pedro Chávarry, el difunto Alan García y Keiko Fujimori –y recientemente a través de sus ataques a Yeni Vilcatoma– digan mucho más del carácter deshonesto (sino corrupto) de quienes las difunden con trucos visuales desde sus medios, que de quienes son acusados sistemáticamente por ellos.

Ese es el “efecto espejo” de cierta prensa nacional: medios de comunicación que alguna vez fueron honestos y vivían de su propia productividad están hundidos hoy en una oculta crisis moral y empresarial de tal magnitud, que perciben en otros actores sociales y políticos del país lo que en realidad serían sus propias deshonras y mancillas empresariales. Prefieren acusar a defenderse para ocultar la muy incómoda situación de ser parte central —sine qua non— de los escándalos de corrupción más grandes de la historia nacional.

En la alcaldía de Lima, Susana Villarán también optó por la misma estrategia de acusar a su rival sin pruebas. Le fue facilísimo gritar “¡al ladrón!” usando el disfraz de tía bonachona con chalina verde, y aún antes cuando dizque lavaba las banderas, para ahora terminar escondiendo tremenda lavandería de 10 millones de dólares robados a los limeños. Hoy, cuando increíblemente llegó a afirmar “que lo volvería hacer todo otra vez” resulta escalofriante concluir que haya roto su propia imagen en los espejos del señor Han.

Ejemplos sobran: uno más reciente de ese comportamiento (difuso y refractario al progreso) es el de cierto periodista de RPP –estación medio subsidiada con decenas de millones de soles arrebatadas al peruano de a pie– quien llegó al absurdo de hacerle cuentas a la notable congresista Vilcatoma por usar una silla, electricidad… ¡y hasta por tomar agua en el Congreso! Es decir, la acusa por gastar unos soles en difundir ideas contra la corrupción, cuando los comepanes de la prensa concentrada como él abusan de millones de soles todos los días del año.

Al parecer, el legendario Bruce Lee nos dejó una lección universal: en este caso, solo rompiendo los múltiples espejos de la prensa que con embustes e imágenes distorsionadas inunda nuestras calles, hogares y mentes podremos vencer a la corrupción: ya no proyectada por un señor Han sino por ciertos sesgados adalides de la moralina.

Foto: La República

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Nueva convivencia?

Seguir leyendo

Opinión

Todos los hombres del GEIN

Seguir leyendo

Opinión

El huevo podrido

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo