Connect with us

Opinión

El pez por la boca muere

Publicado

el

El ministro tuitero ha generado una crisis en el seno mismo del gabinete.



Son dos fuentes de poder las que sostienen a un ministro. La confianza del presidente y el beneplácito de la opinión pública. Hasta hace poco, ambas funcionaban para el ministro del Interior. Altas cuotas de popularidad en la ciudadanía lo ponían de hecho en el pico de aprobación de un régimen bastante desgastado. Y, por otro lado, el sicariato como quehacer político contra los adversarios del gobierno le otorgaba la confianza del presidente.   

Todo esto ha cambiado desde hace un par de días, cuando el ministro escribió el que tal vez sea el último capítulo de su omnímodo poder en la función pública: despotricar abyectamente contra las familias y las parejas sentimentales de los líderes políticos opositores y los periodistas que lo critican. Tal hecho y una serie de otros desaguisados —la “investigación” a una reconocida obra de teatro por sospecha de apología del terrorismo, entre ellos— han producido una situación política de rechazo dentro del propio gobierno. 

En contra de su proceder se han pronunciado explícitamente la vicepresidenta del país, la presidenta del Consejo de Ministros, la ministra de la Mujer, la ministra de Cultura y hasta su propio compinche en el verduguillo político: el ministro de Defensa. No escapa a nadie que el ministro del Interior ha dado origen a una crisis de cohesión en el seno mismo del gabinete de Ollanta Humala. 

Por otro lado, habría que ver cuál es el impacto en la percepción del pueblo de que las familias y las esposas de los líderes políticos sean arrastradas por el fango en el que chapotea el ministro. Para una sociedad bastante conservadora como la peruana en la que la familia y, sobre todo, la esposa son sagradas, no es un buen negocio político para su aprobación haberlas insultado. 

Si el ministro perdiera el apoyo popular y al presidente se le abriese una crisis de confianza en su propio gabinete, entonces la fugaz estrella de Daniel Urresti como ministro nunca volverá a ser la misma. Y esa sí que sería una gran noticia, coleguitas.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Discriminación aberrante

Seguir leyendo

Opinión

¿Y los 80 hospitales equipados para diciembre de 2019 que prometió, señor presidente?

Seguir leyendo

Opinión

Maki no se perdió de mucho

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo