Connect with us

Opinión

El peruano liberal

Publicado

el

Mientras que nuestros almidonados (ex)congresistas le ponen sellos al memo que enviarán a comisiones, un tuit ya dio la vuelta cinco veces.



Los teóricos tribales-estatistas-altruistas del Perú han aprovechado la inesperada convulsión social en Chile y otros países para despotricar nuevamente de lo que ellos llaman el modelo neoliberal. Al margen de la total ignorancia que sobre el término existe en una lamentable gran mayoría de peruanos, esto no es así.

Desde Roma hasta la Unión Soviética el colapso del sistema se dio cuando al hombre se le prohibió pensar, y es en ese sentido que la interpretación de nuestros amigos de la izquierda sobre las actuales circunstancias erra. Decir que este es el fin del modelo capitalista, el ocaso de los neoliberales, del extractivismo, de Friedman, de los Chicago Boys y otros similares no es más que apuntar en la dirección equivocada, y no darse cuenta de que estamos ante un fenómeno que es exactamente al revés: el de un exceso de regulaciones con impactos negativos.

Paradójicamente para los que propugnamos la eliminación de la informalidad en el Perú, ese 70 % de trabajadores de la PEA que trabaja sin ataduras formales pero sin seguros, ese cholo con plata que aún sorprende al Perú pituco cuando compra casas en La Planicie, y en general, ese casi 65 % del PBI que se mueve en la zona negra de la economía –llámese minería, tala ilegal y comercio– es el que hasta ahora evita la convulsión que vemos en otros lares más formales. Y eso es natural a diferencia de Chile, donde la figura es al revés. Allí la formalidad alcanza más o menos un 70% y las medidas cada vez más confiscatorias de 27 años de gobiernos socialistas (versus 22 de gobiernos de centro derecha) han llegado a esa nueva clase media, que ve cada vez más limitada su libertad y que ante el frenazo de crecimiento económico siente cada vez más que el costo sube y el beneficio se estanca o baja. Esa es la verdadera olla a presión que acaba de explotar ante un incrédulo establishment político chileno que –eso sí al igual que en Perú– se ha quedado en la prehistoria.

Las instituciones representativas de la democracia occidental están anquilosadas acá, allá y acullá. Mientras que nuestros almidonados (ex)congresistas le ponen sellos al memo que enviarán a comisiones, un tuit ya dio la vuelta cinco veces. Urge encontrar un nuevo sistema de representatividad que garantice a la velocidad del dataísmo una reacción a las necesidades de la gente.

Foto: PQS

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo