Connect with us

Opinión

El Perú sin escape

Publicado

el

¿A quién recurriremos esta vez?



El caso Odebrecht está representando un terremoto que no se veía hace muchos años en nuestro país: políticos, periodistas, empresarios, opinólogos, ONG y demás involucrados… ¿les suena conocido? Ya hemos pasado por esto anteriormente y eso resulta risible al mismo tiempo que penoso: ¡como sociedad no hemos aprendido nada!

Vemos un desfile de personalidades acusar a otros (hasta de sus propios “partidos”) o tratar de deslindar de responsabilidades; leemos columnas de opinión defendiendo lo indefendible; notamos que ciertos medios parcializados cuentan solo lo que les conviene contar; advertimos que los personajes “dateados” dejan el país quién sabe cómo y vuelven en circunstancias propias de una serie de Netflix; deploramos la falta de energía estatal para dar pasos fuertes; mientras tanto, ciertos personajes envían cartas o hacen gestos políticos de “colaboración” con la justicia desde la comodidad del extranjero. Y los paladines de la justicia, de la moralidad y de la lucha contra la corrupción quedan tremendamente embarrados por prestar servicios o aceptar dinero de fuentes claramente cuestionables. Así, un largo etcétera.

Ya lo vivimos hace no mucho tiempo atrás. Y lo peor es que hoy estamos entre la espada y la pared pues seguimos siendo una sociedad “apolítica”, que prefiere entregarle su destino a una tecnocracia que en el 90% de los casos no tiene un proyecto de país sino que obedece a otros intereses o elige seguir como oveja a ciertos “líderes de opinión” en la misma situación.

Ahora, extrañamente, muchas personas reclaman a gritos que la rienda la tomen los políticos. ¿Pero a qué políticos nos referimos? ¡Si la mayor parte de la opinión pública, según encuestas, piensa que están envueltos en corrupción! ¿Será que nos toca ya un recambio entonces?

En pleno calor infernal del verano, desastres naturales que nuevamente nos sorprenden no preparados, denuncias de corrupción y conflictos de interés con concesiones (recuerdo mucho el asunto de otro terminal aéreo de nuestra historia reciente, con todos mudos), declaraciones contradictorias, fallas groseras de comunicación política y demás componen el contexto y la receta para el desastre. ¿A quién recurrirá el pueblo esta vez? La verdad que ni idea porque la mayor parte de los “referentes morales”… aparentemente hoy están en el mismo saco.

El pueblo requiere urgente de una luz al final del túnel. ¡El que tenga la linterna que pase urgente a la escena!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La historia les hará justicia

Seguir leyendo

Opinión

¿Nueva convivencia?

Seguir leyendo

Opinión

Todos los hombres del GEIN

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo