Connect with us

Opinión

¡Él no nació para disculparse!

Publicado

el

¿Hacia dónde irán los votos de un Acuña perdido en el laberinto de plagios?



Ese título trucho de Acuña, firmado por el rey, es el vínculo más directo con los títulos nobiliarios del siglo XVIII, varios de ellos fraguados, por los cuales los triunfadores de la élite indígena de entonces pagaban plata como cancha. También los firmaba el rey y desde Madrid, joder.

La historia del plagio flagrante en que se ha visto envuelto el candidato César Acuña no solamente sirve para realizar un interesante ejercicio de memoria larga y comprobar lo poco que cambian ciertas estructuras, casi ajenas al paso del tiempo. Para muchos peruanos no hay novedad porque Acuña en sí mismo es un plagio. Hablamos de un rector que se jactó de no haber leído nunca un libro. Suficiente.

Pero estamos ante una historia que tiene múltiples aristas y todas ellas con harto fondo. Quizás la arista más importante vaya por la ruta de empezar por fin a averiguar cómo se trapichea títulos en esa Universidad. Pero a los peruanos, como corresponde, solamente nos interesa el impacto electoral inmediato de la noticia.

Si efectivamente ha corrido plata como cancha, en Lima como en Madrid, la entidad educativa se tomará un par de meses para una investigación que toma dos días (si quieren, cuatro) y nuestro Jurado “soplaplumas” mirará hasta entonces al vacío.

Pero no podemos participar de la fantasía de Acuña y Anel, esto es, congelar la pantalla hasta que hable la Complutense. Échense agua. La primera pregunta sensata es cuánto afectará el plagio electoralmente a Acuña.

Es bravo calcularlo. Aunque el mago Favre puede escribir el guión apropiado para un emprendedor que tuvo que cruzar la línea de la legalidad para enfrentar al sistema, como millones de peruanos, y que ya en la cumbre de su triunfo pide perdón pero jura luchar el resto de su vida para que ningún peruano se vea obligado a tomar un atajo legal porque el sistema le impide salir adelante.

Tocaría carne. Agárrense.

Si tan solo Rico McChato fuese capaz de actuar… pero no. Él no nació para pedir disculpas; él no ha hecho nada malo; él no está para darle gusto a sus enemigos.

Entonces la gran pregunta es a dónde pueden ir los votos que pierda Acuña. Según Ipsos la segunda opción del votante acuñista es claramente Keiko Fujimori. Estamos advertidos.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

“Ha muerto un inocente”

Seguir leyendo

Opinión

¡Psicosociales los de hoy!

Seguir leyendo

Opinión

Solo falta la infiltración cubana

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo