Connect with us

Opinión

El muro de Trump y los túneles al estilo del Chapo

Publicado

el

¿Es tan fácil cambiar la historia del mundo por decisión de una sola persona?



Lo que choca de Trump es su tono autoritario, ese estilo excluyente al hablar, a veces de óptica racista, descalificadora, eventualmente beligerante. Se acerca a los dictadorzuelos de las antiguas obras de teatro. Y no porque él sea así, sino porque habla desde una posición amenazante: desde esa falsa seguridad que a veces otorga el poder político mal entendido.

Tampoco parece importarle el sufrimiento o el dolor ajeno. Ha puesto a su yerno a gobernar, tuitea frases confrontacionales, responde a la crítica casi como un adolescente, retira de las esferas de gobierno la preocupación por el cambio climático, elimina el idioma castellano de la Casa Blanca, reabre los centros de tortura, da permiso a la CIA para aniquilar. Ese es hoy el aporte del partido republicano a un mundo que ellos mismos impulsaron, y que ahora pretenden cambiar y desacelerar.

Pero Trump no está solo en esto. Su elección obedece al rechazo del establishment imperante de las últimas décadas. Y también es producto de la actual realidad geopolítica mundial gestada en muchos años.

El muro (que en realidad ya existe y que en la actualidad se extiende a casi la tercera parte del territorio de frontera) forma parte de esa compleja situación. Lo único que va a hacer Trump es terminarlo de construir. Y lo va a terminar, entre otras razones, porque México jamás mostró un interés real por el flujo migratorio ilegal.

Los mexicanos cruzaron masivamente la frontera para buscar trabajo durante más de ochenta años, con la complicidad de su gobierno, para luego ayudar a sostener a México con remesas de miles de millones dólares al mes. Si México hubiese cooperado en la búsqueda de una solución, quizás hoy no estaríamos asistiendo a esta iniciativa. El partido demócrata, por su parte, siempre fue muy tolerante y ambiguo con este fenómeno migratorio porque le significaba votos de origen latino en las elecciones. De ahí la razón del muro y de que Trump arbitrariamente intente cobrárselo a los mexicanos.

Por lo mismo se ha peleado con Peña Nieto, quizás de los últimos presidentes mexicanos el menos preparado para hacerse cargo de semejante enfrentamiento. No tiene el manejo de Miguel de la Madrid, la visión internacional de Salinas de Gortari ni la palabra mediática de Vicente Fox. Se necesita mucho talento y experiencia política para lidiar con los Estados Unidos siendo un país fronterizo en desarrollo.

Lo que está quedando claro es la impresionante vulnerabilidad del sistema norteamericano. Lo fácil que es cambiar la historia del mundo por ocurrencia de una sola persona, lo sutil y complicado que es mantener el equilibrio mundial globalizado. Solo tiene una semana y ya removió el tapete para preocupación de muchos.

Y mientras Trump prepara la construcción de su muro, los mexicanos se pasan la voz de cómo cavar túneles al estilo del Chapo y China extiende sus puentes para reforzar sus alianzas. Así está la cosa. Todavía falta mucho por ver.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El Perú paralizado y un gobierno vacuo

Seguir leyendo

Opinión

Fuerza pública en la cuarentena

Seguir leyendo

Opinión

De la cuarentena al desempleo

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo