Connect with us

Opinión

El jamón son los cinco años

Publicado

el

Si Vizcarra cierra el Congreso resulta entonces que todos los que hoy son parlamentarios podrán postular otra vez, ¡pero no para ocupar la curul un año sino un quinquenio!



Lo más notable del mensaje prepotente de ayer del jefe del Estado haciendo cuestión de confianza por una “política de estado” que involucra cinco reformas políticas constitucionales “sin alterar su esencia” fue, sin duda, la reacción de algunos congresistas y bancadas.

Dejemos a los constitucionalistas despacharse sobre si es posible hacer cuestión de confianza sobre proyectos de ley o de si esta es la primera o la segunda cuestión de confianza. Correrán ríos de  tinta así que vamos a lo nuestro: a saber, conocer cuál es el color del fustán de aquellos que eran los más ardorosos instigadores de que el presidente haga confianza de las reformas políticas y constitucionales por el “obstruccionismo” del “fujiaprismo”.

Pues resulta que estos, preguntados por si le darían la confianza al gabinete Del Solar una vez solicitada, no tuvieron ningún empacho en decir que NO. Las dos bancadas de izquierda a través de sus voceros y líderes más conspicuos se adelantaron a negar algo que hasta ese mismo día le pedían a Martín Vizcarra que hiciera. Marco Arana, por ejemplo, afirmó que lo que correspondía era un adelanto de elecciones y una Asamblea Constituyente porque la actual constitución estaba llena de parches y así no podíamos llegar al bicentenario. Los de Nuevo Perú –un poco más cautos pero en la misma línea– sostuvieron razones muy parecidas al decir que, en todo caso, “evaluarían” en su momento el pedido que debería hacer Del Solar.

Los “progresistas” también autodenominados “liberales”, es decir, los caviares, anunciaron su negativa a otorgarle la confianza a las reformas políticas y constitucionales por boca de Alberto de Belaunde. Y muchos otros congresistas de nombradía y arraigo en varios congresos consecutivos (o sea los reelectos) tampoco se hicieron mucho problema con el tema de la confianza, más allá de las formas del ukase presidencial y sus implicancias constitucionales (los congresistas no están sujetos a mandato imperativo alguno y, por lo tanto, nadie les puede imponer legislar reformas “sin alterar su esencia”), y no negaron la posibilidad de decirle chau a Del Solar. Quienes sí tuvieron una posición clara a favor fueron los desconocidos que hasta hace poco le reventaban cohetes a Vizcarra.

Qué podemos sacar de todo esto. El enigma está en el valsesito “Todos vuelven” o, al menos, todos quieren volver… solo que muchos son los llamados pero pocos los elegidos. El asunto es que quienes quieren negarle a Vizcarra la cuestión de confianza son aquellos a quienes en realidad les importaba un pito las reformas políticas. Lo que estos quieren es el cierre del Congreso para que se convoque a elecciones parlamentarias en los próximos cuatro meses, según manda la Constitución, y haya un nuevo Congreso que dure un año en el que todos los que están hoy no podrán participar por el referéndum que lo prohíbe.

Pero el 2021 está a la vuelta de la esquina y allí, como lo manda también la Constitución, deberá convocarse a elecciones generales para presidente y Congreso por cinco años. Y resulta, entonces, que todos los que hoy son parlamentarios podrán postular otra vez, ¡pero no por un año sino por un quinquenio!

El jamón está en los cinco años, no en el año excepcional si es que mañana se cierra el Congreso. Por eso es que los que no tienen ningún problema en votar contra la confianza son los que según las estadísticas se reeligen (30%), además de aquellos nuevos que han destacado con algún tema bandera como la ideología de género o el matrimonio gay, por citar a los de un lado, o contra estos, por mencionar a los del otro.

Los más preocupados son los que saben que nunca van a volver porque o no hicieron nada o nadie los vio o los conoce. De esa mayoría dependerá que Del Solar se vaya con su confianza o no bajo el brazo, más allá de la discusión constitucional, la imagen del Perú y la economía en peligro. Amén que no habrá ninguna reforma para el 2021.

Foto: Correo

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El misterioso caso de las “loncheritas”

Seguir leyendo

Opinión

Retrato de un gobierno dictatorial

Seguir leyendo

Opinión

ONU: homenaje al genocidio

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo