Connect with us

Opinión

El ingeniero constitucionalista

Publicado

el

El dictador ha decidido interpretar nuevamente el Derecho según su guisa, y ha ordenado que el caballeroso Olaechea Ávarez Calderón es un usurpador de funciones.



Cuando estudiaba en la facultad de Derecho de la PUCP, a los malos abogados y profesores se les llamaba ingenieros. Era una burla no a la profesión de ingeniero sino al pésimo abogado; y lo mismo, supongo, pasará en las facultades de Ingeniería con los malos ingenieros, a los que bien hubieran podido llamar abogados. Pues bien: el ingeniero y dictador de la República Martín Vizcarra se ha graduado de “abogado”, pero al nivel de esos inescrupulosos que sirven para los desalojos y nada más.

No contento con hacer papel higiénico de la Constitución –y dar un golpe de Estado a la sombra de una “interpretación auténtica” de una cuestión de confianza, disolviendo el Congreso con las cachiporras y la caballería de la policía–, ahora pretende meter preso a su presidente, el caballeroso señor Olaechea Álvarez Calderón, al que se niega a reconocer como presidente del primer poder del Estado y que, en tal virtud, es presidente también de la Comisión Permanente del Congreso de la República.

El ingeniero dictador ha decidido interpretar nuevamente el derecho según su guisa y ha ordenado que Olaechez Ávarez Calderón es un usurpador de funciones, al presentar en calidad de presidente del Congreso la acción de demanda competencial al Tribunal Constitucional para que este dirima quién tiene la razón jurídica sobre la disolución del Congreso, a saber, si el gobierno o el Legislativo. Así las cosas, lo que el ingeniero dictador pretende es amedrentar como un vulgar matón a través de los procuradores del Estado para que denuncien a Olaechea Álvarez Calderón ante la fiscal de la Nación, penalizando su derecho a la justicia.

El dictador está cada día más desbocado y desatado, sin los contrapesos que ha eliminado y con la prensa copada y apenas con una tibia admonición a portarse bien, como si gracias a la publicidad estatal el susodicho no tuviera la sartén por el mango.

Lo que tiene que quedar bien claro es que TODOS estamos indefensos mientras el dictador siga siendo el supremo intérprete de la Constitución y las leyes, y el TC se lave las manos. ¡Si ni siquiera el presidente del Congreso está a salvo!

 

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

No todo está perdido

Seguir leyendo

Opinión

Momento decisivo

Seguir leyendo

Opinión

Los intocables

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo