Connect with us

Opinión

El Frontón: ¿delito de lesa humanidad?

Publicado

el

Si las normas penales no son aplicables retroactivamente y en 1986 no había la categoría delictiva de crímenes lesa humanidad —establecida dieciséis años después—, ¿cómo pretende juzgarse los sucesos delictivos del Frontón bajo normas penales inexistentes en el momento en que ocurrieron?



La Sala Penal Nacional que juzga el caso El Frontón de 1986 acaba de considerar que se trata de un delito de lesa humanidad de carácter imprescriptible. De acuerdo con los abogados de las víctimas, se trata de un hecho regulado por el Derecho Internacional Consuetudinario en función de ciertas normas de Jus Cogens, que prevalecen sobre cualquier otra consideración jurídica, local o internacional.

¿Cómo se define al Jus Cogens? La Convención de Viena de los Tratados (CVT) lo considera una norma imperativa de Derecho Internacional General que rige hasta que aparezca otra de similares características. ¿Algún ejemplo? Los tratados y leyes que prohíben la esclavitud, hoy inmodificables por tratarse de un consenso universal derivado de la libertad y dignidad humana, a pesar de que fue una institución legal hasta la segunda mitad del siglo XIX.

Existen muchas normas de Jus Cogens pero no necesariamente son inamovibles. Y hay una de vigencia interna y externa en todos los países del mundo, que es la irretroactividad de las leyes penales. También otra que proscribe el así llamado Derecho Penal Consuetudinario como consecuencia de la garantía de la ley penal que exige la previa tipificación de los hechos punibles para ser juzgados, tal como lo señala el literal d) del inciso 24 del artículo 2 de la Constitución.

Cuando en 1986 se produjeron los sucesos del Frontón, no existían ni en el Perú ni en el mundo los llamados delitos de lesa humanidad, figura que aplicó el Tribunal Militar Internacional de Nuremberg por los crímenes de la II Segunda Guerra Mundial. Esas normas no son aplicables en el Perú por una razón elementalísima de objeto, tiempo y lugar y, además, porque ese tribunal fue creado conforme al Tratado de Londres de 1945 del cual no somos parte. Por otro lado, invocar las resoluciones dictadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para el juzgamiento de los delitos cometidos en la ex Yugoslavia y en Ruanda en la década del noventa del pasado siglo XX tampoco es pertinente por las mismas razones de objeto, tiempo y lugar.

¿Entonces qué norma internacional es aplicable al Perú cuando ocurran crímenes de lesa humanidad? La respuesta es sencilla: el Estatuto de Roma de 1998 que creó la Corte Penal Internacional y que el Perú ratificó en octubre del año 2001. Dicho tratado entró en vigencia el 1 de julio del año 2002 y no es aplicable retroactivamente . El párrafo 1 de su artículo 24, que responde al título de Irretroactividad ratione personae, señala lo siguiente: “Nadie será penalmente responsable de conformidad con el presente Estatuto por una conducta anterior a su entrada en vigor”.

¿Qué otras normas también son aplicables? La Parte III sobre los Principios Generales de Derecho Penal, cuyos artículos 22 y 23 mencionan los principios de Nullum crimen sine lege y Nulla Poena sine lege.

En atención a lo expuesto, cabe formularse las siguiente pregunta: si las normas penales no son aplicables retroactivamente y en 1986 no había la categoría delictiva de crímenes lesa humanidad —establecida dieciséis años después—, ¿cómo pretende juzgarse los sucesos del Frontón bajo normas penales inexistentes en el momento en que ocurrieron? Sin duda se trata de un gravísimo error jurídico de la Sala Penal en agravio del Estado de Derecho.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Retrato de un gobierno dictatorial

Seguir leyendo

Opinión

ONU: homenaje al genocidio

Seguir leyendo

Opinión

Irracionalidad

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo