Connect with us

Opinión

El estate quieto funcionó

Publicado

el

El presidente de la república dio un mensaje a la nación que parecía, según el contexto, su despedida.



Con un ánimo y actitud muy diferentes a la matonería del último domingo 5 de julio, el presidente de la República dio este miércoles 8 un mensaje a la nación que parecía, según el contexto, su despedida. Luego de hacer un balance del Estado de Emergencia Sanitaria –con “logros alentadores”, según fuentes oficiales, y recuperación de empleos–, el presidente desarrolló en tono modesto y humilde el tema político que usó para pechar al Congreso tres días atrás y que terminó explotándole en la cara.

No solo anunció la convocatoria para el jueves 9 del llamado “Consejo de Estado”, al que no asistiría la presidenta del TC — pésimamente asesorada, por haber salido con la cabeza caliente a despotricar contra la eliminación de su inmunidad en sendas entrevistas periodísticas–, sino que el presidente dio el paso definitivo de la capitulación al firmar ante cámaras de televisión la convocatoria a elecciones generales para el segundo domingo de abril del 2021. Despejó así cualquier posibilidad de quedarse en el cargo.

Lo hecho por el presidente es pura concesión a un Congreso –que ya no puede disolverse– y lleva por finalidad hacer las paces. El mensaje de fondo es que él se va en la fecha establecida por la Constitución y no antes, que sería lo que más teme luego de ver los sorpresivos resultados de la votación del Congreso el último domingo. Mientras tanto parece previsible que, por el nuevo tono, el Congreso también recule: ya lo están haciendo varios congresistas, a los que parece que les importaba más darle un estate quieto al presidente que estatuir un cambio constitucional peligroso para todo el andamiaje institucional político del Perú.

Mi impresión es que no habrá, por supuesto, eliminación de la inmunidad parlamentaria (lo que, en mi opinión, es estupendo) y que, de igual modo, todo lo aprobado en la primera votación del último domingo volverá a foja cero. Al final, es lo mejor que le puede pasar al Perú, aunque siempre haya algunos maximalistas y fanáticos que no dejarán de gritar en contra del Parlamento. Pero lo cierto es que el presidente está de salida y se lo ha hecho entender bien claro al Congreso.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Y cómo es él?

Seguir leyendo

Opinión

Valentín Paniagua: noviembre 2000 – julio 2001

Seguir leyendo

Opinión

La “responsabilidad social” del presidente

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo