Connect with us

Opinión

El dos por uno de Keiko

Publicado

el

Exclusión de albertistas facilita camino a sus incondicionales.



Conocida y comentada la exclusión de tres connotados congresistas del “ala dura” fujimorista que no buscarán su reelección en esta campaña —Luisa Cuculiza, Alejandro Aguinaga y Martha Chávez— y difundida la aceptación disciplinada de estos, muchos analizan las consecuencias que esta decisión tendría para el futuro electoral de Keiko Fujimori. Sin embargo, pocos observan que esta decisión estratégica —para bien o para mal— ha servido además para favorecer otros objetivos de su campaña y su entorno inmediato.

Veamos: aquí no solo se rebaja la presencia de ‘albertistas’ o personajes controvertidos de cara a una segunda vuelta donde el factor antifujimorista podría causar mucho daño (como ocurrió precisamente en la elección de 2011) sino que la candidata presidencial le abre el camino a algunos de sus colaboradores más leales —y generacionalmente más cercanos—, quienes intentarán llegar al Congreso en esta oportunidad y la tendrían mucho más difícil si estos tres veteranos fueran de la partida.

Así, se sabe que en Lima postularán Cecilia Chacón (quien ya fuera elegida en 2006 y 2011 por Cajamarca), y Miguel Torres (hijo del desaparecido exministro Carlos Torres y Torres Lara), así como la abogada Ursula Letona, actual coordinadora del equipo de plan de gobierno. Como estos dos últimos, varios nombres más de figuras nuevas buscarán una curul. No hay que ver sino la abultada nómina de dirigentes del Comité Ejecutivo Nacional de Fuerza Popular para darse una idea.

De ahí que tampoco vaya Julio Gagó, como hoy se especula, pues sería otro competidor con vastos recursos que haría más difícil la “batalla por Lima”. Ya bastante competencia tendrán los novatos con carné y los invitados que están por aterrizar —y llegarán con el aura de “independientes”— con Luz Salgado, Kenji Fujimori y la propia Chacón (una de las más cercanas a Keiko en la actual bancada).

Tampoco va Aguinaga por Lambayeque (donde candidateó dos veces, con éxito), pues ahí postularía otro favorito de la candidata, Héctor Becerril (quien en 2011 llegó al Congreso representando a Amazonas). Este fue otro punto que reforzó la necesidad de “licenciar” al exministro de Salud de Alberto Fujimori.

Como vemos, la lideresa de Fuerza Popular no solo optó por la necesidad estratégica de remover a figuras “históricas y abiertamente albertistas” que se identificaban con el fujimorismo de los 90, sino que aprovechó para, de paso, facilitar el camino de sus incondicionales en la durísima competencia que se avecina por una curul.

Todo un “2X1 político”, ni más ni menos.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La OPS desmiente al Gobierno

Seguir leyendo

Opinión

El estate quieto funcionó

Seguir leyendo

Opinión

Sin escrúpulos

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo