Connect with us

Opinión

El dilema de usar o no usar

Publicado

el

El MFS ("manejo forestal sostenible") es un instrumento de conservación que permite generar riqueza y bienestar.



Los bosques naturales son uno de los ecosistemas más hermosos, complejos y delicados de nuestro planeta. Por ello, tal vez muchas veces hemos pensado que lo mejor sería prohibir toda actividad que pudiera alterarlos o ponerlos en peligro. Pero, ¿es esta realmente la solución? Analicémoslo con una pequeña historia.

Un padre hereda a sus dos hijos una casita a cada uno: ambas en una atractiva zona comercial de Lima. El primer hijo decide que la casita es un valioso legado de su querido padre, y que por ello debe ser preservada para que se mantenga siempre como la recibió. Así, decide cerrar la puerta y no usarla.

El segundo hermano en cambio, decide aprovechar la vivienda e instala un pequeño restaurante de venta de menú para proveer almuerzos a los comerciantes. Así, invierte en pintar paredes, arreglar puertas y adaptar los ambientes. Los clientes no tardan en llegar y el negocio florece.

Al cabo de un tiempo, los hermanos deciden comparar sus casitas. La casita del hijo 1 sufrió un grave deterioro por la falta de uso: las paredes están sucias, las puertas picadas, los vándalos hicieron de las suyas, y se llevaron todo lo que pudieron cargar. Por el contrario, la casita del hijo 2 está en perfectas condiciones: las ventas del negocio permitieron hacerle mantenimiento, remodelarla y mejorar las instalaciones, y los vándalos nunca pudieron entrar. Además, el hijo 2 vive hoy cómodamente de su próspero negocio y también generó empleo para personas que lo necesitaban.

Entonces, ¿cuál de los dos hermanos conservó mejor su casita? La respuesta es obvia, el que la usó. Aunque parezca una comparación simplista, algo similar ocurre con los bosques. Si queremos conservarlos, la respuesta no es “no tocar”, sino aprovecharlos pero de manera responsable, aplicando lo que llamamos “manejo forestal sostenible” (MFS). Un bosque que no se aprovecha corre el riesgo de llenarse de actividades ilegales, que incluyen su eliminación con el fin de usar el suelo para actividades no adecuadas.

En contraste, con el compromiso del privado y un Estado promotor el MFS puede ser una herramienta que –a través del aprovechamiento de productos maderables y no maderables, y otros servicios– produzca ingresos para ambos, genere empleo (sobre todo en zonas con poblaciones en pobreza extrema como la Amazonía), y al mismo tiempo mantenga y renueve el bosque. En otras palabras, el MFS es un instrumento de conservación que permite generar riqueza y bienestar.

Sabemos que el 57% del Perú está cubierto por bosques naturales tropicales. La pregunta es: ¿cómo vamos a actuar frente a un recurso tan vasto? ¿Como el hijo 1 o como el hijo 2?

Imagen: Junta de Navarra

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Opinión

La historieta del golpe de Estado

Seguir leyendo

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo