Connect with us

Opinión

El coronavirus y el gobernante del miedo

Publicado

el

Inoculando temor para ocultar la incapacidad en el manejo de los recursos públicos.



Llegó el coronavirus a nuestro país, con mensaje a la nación de bienvenida por parte del presidente. Luego, y precisamente en el Día Internacional de la Mujer, dijo que no descartaba evaluar la pena de muerte para violadores: una propuesta que fue desechada inmediatamente por sectores afines al mismo gobierno, pues contraviene la adhesión al Pacto de San José (además de ser un galimatías de esos a los que nos tienen acostumbrados). Como reseñó Gestión: “La indignación frente al alto nivel de violencia, ya sea contra niños, mujeres y, en general, contra todos los ciudadanos, es real y requiere de las autoridades una respuesta efectiva, pero sin populismo”.

Acerca del endemoniado virus, sabemos que en China se han desacelerado los casos de infección mientras que en Europa la situación es diferente y extrema. En Italia se ordenó el cierre de todas las actividades comerciales, salvo en los supermercados, las tiendas de alimentación y las farmacias y parafarmacias.

Aquí tenemos diecisiete pacientes. Llama la atención la inusitada respuesta del gobierno: cierre de centros educativos (públicos y privados) hasta el próximo 30 de marzo, así como cuarentena obligatoria a pasajeros (peruanos o no) que arriben a nuestra capital desde países como Italia, Francia, España, y China, durante catorce días.

En tanto ello viene aconteciendo, solamente en lo que va del presente año se han detectado cuarenta y nueve casos del síndrome de Guillain Barré en la región Junín y veintidós personas han fallecido a causa del dengue: y hay cerca de doce mil trescientos casos notificados, en especial en la selva de nuestro país.

Sabemos que Vizcarra aprovechará cada minuto que tenga en adelante para seguir ilustrándonos –como renombrado epidemiólogo– sobre este flagelo, pues su discurso monotemático de “lucha frontal contra la corrupción” ha resultado ser un rifirrafe. Más aún con la “renovada confianza” a los cuestionados ministros Lozada y Barrios, quienes se han visto forzados a permanecer en el gabinete únicamente por coyuntura (el primero de ellos con menos de una semana en el cargo). Y ni qué decir del resto del gabinete, donde reina la improvisación en su máxima expresión y el desgaste de su premier (Datum refiere que el 56% de encuestados considera que ya debe marcharse; aunque seguramente se le dejará ir, toda vez que ha resultado ser “un buen soldado” que da la cara a la prensa sin ruborizarse).

Por otro lado, es conocida la evidente inexperiencia de María Antonieta cuando trata de explicar que no llegaremos al 4% de crecimiento previsto para este año… ¡precisamente por el coronavirus!

En suma, los indicios apuntan a que el régimen aprovechará la lamentable coyuntura que nos toca vivir para inocular el temor en la población y ocultar, a su vez, su propia incapacidad en el manejo de los recursos públicos.

Imagen original: Perú21

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La OPS desmiente al Gobierno

Seguir leyendo

Opinión

El estate quieto funcionó

Seguir leyendo

Opinión

Sin escrúpulos

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo