Connect with us

Opinión

El abuso populista de la “democracia participativa”

Publicado

el

¡En su retirada Martín Vizcarra nos quiere arrastrar a todos!



Ya no hay prácticamente dudas de que el presidente Martín Vizcarra se sabe incapaz de gobernar el país y, asesorado por Aguiar y Morales, ha optado por una” huida hacia adelante” al proponer un adelanto de elecciones generales al 2020 y así arrastrarnos a todos en su mediocridad.

No se trata, pues, como dicen las guaripoleras-focas que aplauden-mermeleras, de un acto de desprendimiento sino que Vizcarra ha disparado su bala de plata: si cerraba el Congreso con esa aberración legal de la confianza rechazada a posteriori iba a terminar indefectiblemente preso (al lado de Alberto Fujimori). El mandatario, un hombre desconfiado, sin bancada y menos partido, pretende saltar del barco entre aplausos y flores (60 % de peruanos respalda su labor, según últimas encuestas) en tanto que le pone la soga al cuello al Parlamento para que se autodisuelva “constitucionalmente” (?) porque, arguye, eso es lo que reclama “la calle”.

“¿Por qué alguien se opone? ¿Por qué le tienen miedo al pueblo? El pueblo es quien nos da el mandato”, exclamó días atrás el jefe de Estado. Y cómo no tenerle miedo al pueblo, señor Vizcarra, si este es azuzado por la prensa oficialista que le dice que la culpa del descalabro del país la tiene el Parlamento, el cual ni siquiera es el menos desaprobado del último siglo, tal como revelan los sondeos que tanto revisa.

¿Es obstruccionista en todo caso? Torpes y trémulos son la mayoría de la representación nacional pero, ¿acaso no le otorgaron a este Gobierno dos veces facultades legislativas, le aprobaron presupuestos y respaldaron casi a cabalidad sus mamarrachientas (Enrique Bernales, dixit) reformas políticas-judiciales?

El problema, como vemos, es el Ejecutivo que no gobierna. Martín Vizcarra estaría a punto de anular la licencia de construcción del crucial proyecto minero Tía María entregada a Southern Cooper: la cereza del pastel para una gestión sin ninguna obra que mostrar. Sin visos de mejora, Vizcarra, como buen populista que es, abusa de la democracia participativa a través de referendos, para darle carne y que se entretengan los leones estafados mientras la economía se cae a pedazos.

“Vizcarra es capaz de pedir prisión preventiva para Gareca si la tribuna se lo pidiera”, opina al respecto el periodista Ricardo Uceda. No hay mejor lectura para un gobernante plebiscitario.

OTROSÍ DIGO:

  • O eres periodista o eres relacionista público. Hacer las dos cosas a la vez es antiético y merecedor de toda pérdida de credibilidad. Sobre lo recientemente declarado por Jorge Barata sobre algunos comunicadores que recibieron pagos por asesorías de la ‘Caja 2’ de Odebrecht, me pregunto: ¿acaso billetes verdes también salieron de ahí para IPYS? No hay que escupir al cielo tan pronto, colegas…
  • No hay casualidades. Lo dicho por Barata sobre pagos en efectivo por 60 mil dólares a César Villanueva a cambio de una carretera en San Martín busca presionar a Martín Vizcarra, quien ha rechazado devolverle los 524 millones de soles que Odebrecht reclama por venta de Chaglla. ¿Recuerdan que empresa de Vizcarra fue proveedor de la corrupta constructora?
Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La Comisión de Venecia ante una propuesta inconstitucional

Seguir leyendo

Opinión

Vizcarra: ¿2020 o 2021?

Seguir leyendo

Opinión

La rana y el escorpión

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo