Connect with us

Opinión

Durmiendo con el enemigo

Publicado

el

Me preguntaba en un articulo anterior: ¿A quién tenemos en Palacio? Ahora, después de ver la vergonzosa abdicación de la soberanía, creo que ya tenemos el cuadro completo.



Me preguntaba en un articulo anterior: ¿A quién tenemos en Palacio? Y especulaba que era un caviar disfrazado o un incapaz o un desesperado tratando de salvar su pellejo. Ahora, después de ver la vergonzosa abdicación de la soberanía, creo que ya tenemos el cuadro completo. A esos tres calificativos añadiría un par más.

Tras escuchar el audio traicionero solo cabe un calificativo: antipatriota. Si un héroe es aquel al que no le importa perder su vida –o, mucho menos, su prestigio– por la patria, Vizcarra está en el lado completamente opuesto: el último de la fila, huérfano en valores. Ya no podemos esperar nada de él. No sacrificará nada por la patria. Humala a su lado es un estadista; al menos, por las razones que sean, no llevó adelante lo que llamaba “la gran transformación”

Si el futuro del país no le interesa nada, ¿el presidente acaso estará buscando hacer negocios particulares? No parece. ¿Incapaz? Ya no hay duda. La Villarán es a su lado una magíster en Administración. Pero hasta los incapaces tienen un poco de vergüenza: fingen hasta donde pueden, pero cuando ven la cosa grave se sinceran. Lamentablemente, aquí estamos hablando del sector público, de servicio y búsqueda del bien común; entonces, la cosa es más grave.

Nada de eso le interesa a Vizcarra , lo cual nos confirma dos características que ya sospechábamos: mentiroso y cínico.

Imagínenselo declarando –yo diría tartamudeando– con una voz cada día más empalagosa, haciendo gestos y movimientos de cabeza como ayudándose a sí mismo para convencernos, porque sabe que está mintiendo, que nos está paseando o meciéndonos. “Han sacado el audio de contexto”, “no nos van a doblegar”, etc. De verdad, creo que hasta sus furibundos guaripoleros(as) ya deben estar sintiendo vergüenza.

Si no es rojo convicto y confeso, está muy cerca de eso (recordemos “el moqueguazo”) y la verdad no desentona entre la caviarada. Populista barato de lejos; demócrata, ¡ni de vainas!

Da pena hablar así de la persona que representa a la nación. Sin embargo, los peruanos tenemos que tener conciencia de que nuestra incipiente democracia se está jugando su futuro en una batalla sin cuartel, y de que al verdadero enemigo lo tenemos en la Casa de Pizarro.

Foto: Andina

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Los intocables

Seguir leyendo

Opinión

La persecución judicial del golpismo

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído Fuegos de artificio y full disclosure

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo